15 de Octubre de 2018

Opinión

Usemos la bicicleta

El ritmo a que aumenta el parque vehicular en Yucatán es impresionante...

Compartir en Facebook Usemos la bicicletaCompartir en Twiiter Usemos la bicicleta

El ritmo  a que aumenta el parque vehicular en Yucatán es impresionante: en sólo 8 años hemos visto un incremento sustancial en la cantidad de autos que circulan por la capital yucateca y esto a su vez lo podemos traducir en alzas en la emisión de gases a la atmosfera y, por ende, en contaminación ambiental. Es importante que las sociedades, ante los problemas ambientales como la contaminación causada por los automóviles que emanan dióxido de carbono que produce otros problemas más graves como el efecto invernadero, el calentamiento global y el cambio climático, que amenazan la existencia de la humanidad, pongan en práctica alternativas y estrategias para minimizar estos impactos ecológicos por medio de la movilidad sostenible.

Así pues, ante el congestionamiento vehicular y la contaminación de la atmósfera, el hombre necesita urgentemente promover y fomentar el uso del mejor transporte ecológico que es la bicicleta. Asimismo, ante el impacto ambiental de los vehículos, el tráfico, el combustible, el mantenimiento, el estacionamiento, la distancia, la contaminación atmosférica y sónica que producen los automotores y que deterioran la salud, debemos buscar medidas que no contaminen el medio ambiente ni perjudiquen la calidad de vida de los ciudadanos.

Por esta razón, es recomendable que hagamos uso de la bicicleta como el mejor transporte ecológico del planeta, además de propiciar para quien la usa un mejor estado de salud. Considero que debemos romper o minimizar la dependencia del automóvil como un estilo de vida que contamina el entorno y comenzar por usar la bicicleta como medio de movilidad sostenible para las presentes y futuras generaciones. En ese sentido, la sociedad y el individuo deben conocer los beneficios que aporta el uso de la bicicleta para el medio ambiente y la salud humana, ya que no debe ser vista sólo como un deporte o un simple medio para transportarse; la bicicleta es más que eso, es la mejor alternativa de movilidad sostenible para detener la contaminación por dióxido de carbono que generan todos los automóviles. En Mérida podríamos seguir el ejemplo de los movimientos ciclistas que han surgido, como mis amigos de Ciclo Turixes, que cada semana hacen importantes rodadas en donde además promueven la convivencia familiar, una actividad que varios estamos perdiendo. Usemos la bici y hagamos conciencia para poder seguir respirando aire sano para un cuerpo sano. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios