22 de Julio de 2018

Yucatán

Pasea a caballo por el cementerio... Viene del 'más allá'

Los pobladores de Teya han reportado la aparición de una persona a caballo cerca del cementerio.

El cementerio del municipio de Teya en el que se ha reportado apariciones de un vaquero fantasma, el cual regresa del más allá especialmente para la tradicional fiesta del pueblo. (Jorge Moreno/ SIPSE)
El cementerio del municipio de Teya en el que se ha reportado apariciones de un vaquero fantasma, el cual regresa del más allá especialmente para la tradicional fiesta del pueblo. (Jorge Moreno/ SIPSE)
Compartir en Facebook Pasea a caballo por el cementerio... Viene del 'más allá'Compartir en Twiiter Pasea a caballo por el cementerio... Viene del 'más allá'

Jorge Moreno/ SIPSE
MÉRIDA, Yucatán.- En las últimas semanas se han intensificado los reportes con relación a un fenómeno paranormal en el cementerio del municipio de Teya, ubicado en el centro del estado, pues varios de sus pobladores afirman haber visto el alma en pena de una persona que está enterrada en este lugar. 

Uno de los reportes es de la señora Carmen Sulub, quien vive en el municipio ubicado aproximadamente 60 kilómetros de Mérida (no se trata de la comisaría del mismo nombre que pertenece a Kanasin).

Doña Carmen señala que a finales de mayo llegaron sus parientes de visita y acudieron al cementerio para llevarle flores a un familiar fallecido, pero dos de estas personas vieron a una persona con sombrero que a la vista de todos desapareció. 

“Fue muy sorpresivo, de repente ocurrió eso y recordé que en el pueblo decían hace tiempo que espanta el fantasma de un vaquero," dijo.

Un reportaje sobre esto fue retomado por este medio hace más de tres años (en febrero de 2013) en donde dábamos a conocer el caso de un señor oriundo de este poblado pero que vivía en otro municipio, y cada vez que se celebraba la fiesta tradicional de Teya llegaba junto con su familia a convivir con sus papás y hermanos.

Esta persona nunca faltaba a las tradicionales corridas de toros y en las mismas se la pasaba montado en su caballo. 

Llegaba tres o cuatro veces al año a Teya y era muy conocido y apreciado por la gente, sin embargo, un día llegó al pueblo la noticia de su muerte. 

El vaquero perdió la vida en un accidente en el rancho en donde trabajaba.

Debido a ciertos problemas legales no pudieron trasladar su cuerpo a Teya y fue enterrado en Tizimín. La familia lamentó mucho esto, ya que después se enteró que la decisión de su última morada fue tomada por su esposa, quien prefirió que sus restos descansen en la 'Ciudad de los Reyes'.

Pero el vaquero siempre dijo que le gustaría que cuando le llegara la hora fuera enterrado en su pueblo natal.

A los pocos días del accidente, dos personas fueron a casa de los papás a preguntar por el fallecido, pero al darles la terrible noticia, extrañados, las personas dijeron que no podía ser posible ya que lo habían visto horas antes montado en su caballo junto al panteón.

Transcurrieron los años y principalmente para las fechas festivas, los pobladores aseguran ver a un jinete junto al cementerio que de pronto desaparece. La gente de Teya asegura que es el vaquero, quien vigila desde el más allá el lugar en el que siempre deseó descansar pasa siempre.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios