16 de Noviembre de 2018

Opinión

Vicios

Compartir en Facebook ViciosCompartir en Twiiter Vicios

Los vicios vienen como pasajeros, nos visitan como huéspedes y se quedan como amos-. Confucio

Defecto.- Según la Real Academia Española, el significado de la palabra vicio es: Mala calidad, defecto o daño físico de las cosas.

Existencia.- ¿Dónde podríamos encontrar el problema de los vicios, qué o quién nos puede cuando menos advertir de su existencia?¿Acaso no tenemos ni la posibilidad de saber que ahí están? Difícilmente daríamos una respuesta objetiva sobre estas y otras preguntas acerca de ellos.

Personas.- Pero la palabra vicio no necesariamente sirve para hacer referencia a la calidad de las cosas. En la vida cotidiana, específicamente en el comportamiento humano, tiene también un uso significativo para referirse a determinado comportamiento de las personas.

Similitud.- La diferencia en el uso de la palabra para las cosas y las personas en apariencia no existe, cuando conocemos de la existencia de uno en una cosa, concluimos que tiene un defecto, cosa similar sucede cuando se usa para las personas, ya que en similitud de palabras decimos que tiene defectos.

Imperfectos.- Cosa natural es la existencia de los vicios humanos, cabe recordar que somos imperfectos, por lo que resulta normal su existencia en las cosas. Pero cuando surgen en las cosas, llega el momento de que lo corregimos y a partir de esa reaparición las siguientes cosas dejen de tenerlos.

Obrar.- Los vicios pueden ser entendidos como una inclinación habitual a obrar mal, pero para entender en sentido amplio ese significado cabe hacer mención de que así como un solo acto bueno no constituye la virtud, tampoco un solo acto malo constituye el vicio; para su definitiva concepción se requerirá de una serie de repeticiones.

Origen.- Si bien el vicio se contrae por la repetición de actos reñidos con la moral, actos malos o reprobables, en el entendido de estar opuestos al recto orden de la razón, también es cierto que nadie se convierte en vicioso de improviso, su relajamiento se produce gradualmente, pues, por lo general, el vicio en sus comienzos es poca cosa; pero no se ha de olvidar que un inmenso vicio tiene origen en un destello y siempre el primero a quien daña es aquel que lo posee.

Violencia.- Bajo este orden de ideas, sólo quedaría analizar qué vicios nos arrastran, cuáles nos afectan y qué tipo de vicio es el que tanto daño nos hace y nos lleva a encontrarnos en este estado de violencia social.
Análisis.- ¿Te sientes tú libre de vicios?

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios