21 de Septiembre de 2018

Yucatán

Lenta recuperación de arrecifes dañados por encallamientos

Cada impacto contra los corales causa un gran daño a todo el ecosistema, además de los potenciales derrames de combustible.

Las embarcaciones encalladas causan un gran daño al ecosistema marino. (Milenio Novedades)
Las embarcaciones encalladas causan un gran daño al ecosistema marino. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Lenta recuperación de arrecifes dañados por encallamientosCompartir en Twiiter Lenta recuperación de arrecifes dañados por encallamientos

Ana Hernández/SIPSE
MÉRIDA, Yucatán.- Los arrecifes de coral son considerados como las comunidades marinas de aguas costeras tropicales más evolucionadas y complejas del mundo, y contemplan gran diversidad de especies, una de sus características es que tienen lentas tasas de recuperación, comentó el subdelegado de Recursos Naturales de la Profepa en Yucatán, Jesús Arcadio Lizarraga Veliz.

El seguimiento que esta dependencia federal realiza sobre estos ecosistemas, con base en los reportes de expertos, pone incluso -como ejemplo- que un coral cerebro (Diplora sp) crece dos o tres centímetros al año, por lo cual la conservación de estos sitios marinos son una prioridad, debido a su extraordinaria riqueza biológica y la multitud de productos y de servicios que provee como ecosistema.

Los impactos por encallamiento son, en muchos casos, los principales daños que se ocasionan a los arrecifes; esto, acompañado con potenciales derrames o salida de pequeñas cantidades de combustible, eleva el grado de afectación. El encallamiento y las actividades subsecuentes para liberar la embarcación pueden causar daños físicos a la estructura del arrecife. 

El daño en la estructura de un arrecife abre la puerta a fuerzas destructivas para ganar espacio y degradar ese ecosistema marino.

Una vez que esta estructura se fragmenta, por ejemplo, debido a un encallamiento, por propelas de barcos, anclas o líneas de pesca, el material no consolidado bajo la superficie es expuesto.

Si no se repara, el área fragmentada se extenderá con el tiempo, especialmente durante tormentas y huracanes. La pedacería de coral que se moviliza durante las tormentas puede causar daño indirecto.

Cabe indicar que los impactos de embarcaciones dañan en promedio dos mil 350 metros cuadrados de arrecifes de coral al año en las costas mexicanas, de acuerdo con estimaciones de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp).

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios