20 de Septiembre de 2018

Yucatán

Mujeres se echan flores y ¡hacen dinero!

Leydi Zúñiga Villanueva y María Fernanda Ortigoza Peralta crearon un proyecto de arreglos florales con especies nacionales.

Leydi Zúñiga Villanueva y María Fernanda Ortigoza Peralta se inspiraron en las formas de manifestación de amor y cariño en México para crear su negocio. (Jorge Acosta/SIPSE)
Leydi Zúñiga Villanueva y María Fernanda Ortigoza Peralta se inspiraron en las formas de manifestación de amor y cariño en México para crear su negocio. (Jorge Acosta/SIPSE)
Compartir en Facebook Mujeres <i>se echan flores</i> y ¡hacen dinero!Compartir en Twiiter Mujeres <i>se echan flores</i> y ¡hacen dinero!

Cecilia Ricárdez/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Inspiradas por las formas de manifestación de amor y cariño en México, luego de una estancia en España por un proceso de intercambio estudiantil, Leydi Zúñiga Villanueva y María Fernanda Ortigoza Peralta crearon un proyecto de arreglos florales con especies nacionales, con apoyo de artesanos yucatecos e innovando en la presentación. 

En su proceso descubrieron un mercado ávido de originalidad y una nueva dinámica de consumo, ya que en esta generación son muchas las mujeres que regalan flores a los hombres, lo que las orientó a diseñar creaciones especiales para este sector.

Bajo el nombre de “Amor a la mexicana” sembraron un proyecto que ha florecido durante un año de trabajo.

Echando mano de las tecnologías de la información, promueven su trabajo de manera virtual y prevén que el siguiente paso será tener una tienda física. 

Las dos jóvenes son egresadas de la carrera de Mercadotecnia y Negocios Internacionales de la Universidad Autónoma de Yucatán (Uady). 

¿Por qué iniciar un negocio de flores?

Leidy: Ya nos conocíamos en la facultad, pero fue hasta que ambas obtuvimos una beca para un intercambio en España cuando nos hicimos amigas y desde allá tuvimos la inquietud por hacer un negocio. Pero fue hasta que regresamos a  Mérida cuando en un momento tomamos nuestros caminos. 

En enero Fernanda me llamó para hacer un proyecto de venta de arreglos florares y así nació el negocio enfocado en un principio solo a atender el mercado del 14 de febrero, ese era el objetivo. Por la formación que tuvimos, a pesar de que no pensábamos hasta dónde iba a llegar, creamos el logo, la imagen y resultó, al poco tiempo tuvimos la solicitud de servicio para una boda y muchos pedidos.

Fernanda: Fue muy rápido, pero tuvimos claro desde el principio que queríamos ofrecer algo diferente, innovador y que no estuviera dominando el mercado en Yucatán. Así nació incluso el nombre “Amor a la mexicana”, porque cuando vivimos en España nos dimos cuenta de que la forma de expresar el amor en nuestro país nos distingue ante el mundo.

¿Con qué capital arrancaron?

Fernanda: Con 500 pesos que tenía, esa fue nuestra inversión, en ese momento Leidy no tenía y era el dinero de mi última quincena y le dije vamos a hacer el negocio, compramos unas flores y bases, armamos arreglos, les tomamos fotos y la subimos a internet, porque hasta ese instante solo pensábamos vender por el 14 de febrero y sería todo sobre pedido, fue así como con los adelantos fuimos comprando más material. 

En una semana nos cayeron varios eventos y pedidos, hasta una boda, una primera comunión y con ese esquema de adelantos nos fuimos financiando hasta ahora.

¿Cómo se han asesorado para construir su modelo de negocios y afinar su funcionamiento?

Leidy: Influyó mucho la preparación de la escuela, además tomamos cursos, pedimos asesorías del Instituto Yucateco del Emprendedor, tomamos talleres de emprendedores en el Centro ASI (Alternativa Social para la Inclusión) y recibimos también asesoría de maestros de la facultad que a pesar de que ya no estamos en la escuela nos ayudan, incluso compañeros de generación.

¿Cuál consideran que es su ventaja competitiva?

Fernanda: Trabajamos con especies mexicanas, innovamos con el uso de suculentas en los arreglos, hacemos diseños en los que las flores están debajo del agua, integramos elementos de la cultura mexicana como los anafres, canastos, fibra de henequén, cubos de aluminio. 

También usamos frascos, para salirnos de la línea de lo convencional, de lo que está acostumbrado el mercado. Además de que colaboramos con artesanos de comunidades de Yucatán. 

Otro valor agregado es que tenemos la flexibilidad de hacer diseños personalizados y logramos la satisfacción total del cliente, para que sea una experiencia tanto para quien lo envía como para quien lo recibe. 

¿Qué importancia tiene para ustedes iniciar un negocio de manera formal?

Leidy: Importante y necesario, porque los mismos clientes te piden facturar desde inicio, y decidimos que si queríamos crecer lo íbamos a hacer bien y actualmente estamos en el registro de la marca ante el IMPI (Instituto Mexicano para la Propiedad Intelectual).

¿Cuáles son sus siguientes pasos?

Leidy: El primer año fue como un sube y baja, ves el dinero pasar, el crecimiento es lento, pero vale la pena y vamos a trabajar mejor, innovar más y seguir destacando, para que demos el siguiente paso de abrir una tienda, porque ahora sólo trabajamos sobre pedido a través de nuestras redes sociales en Facebook, Instagram y  por Whatsapp.

(Fotos tomadas del Facebook Amor a la mexicana)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios