22 de Septiembre de 2018

Yucatán

¿Sabes por qué un divorciado en nueva unión no debe comulgar?

Una persona en esta condición únicamente no puede confesarse y comulgar, debido a que va contra la disolución del matrimonio.

Los divorciados no pueden confesarse. Imagen de un sacerdote en un confesionario en la Catedral. (Milenio Novedades)
Los divorciados no pueden confesarse. Imagen de un sacerdote en un confesionario en la Catedral. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook ¿Sabes por qué un divorciado en nueva unión no debe comulgar?Compartir en Twiiter ¿Sabes por qué un divorciado en nueva unión no debe comulgar?

William Sierra/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- ¿Por qué un divorciado en nueva unión no debe comulgar?, es la pregunta que se hacen muchos, y la respuesta es simple, pues con su situación está yendo contra el principio de la perdurabilidad del matrimonio, pero eso no significa que se aleje de la iglesia, pues puede participar en otras actividades dentro de la misma.

El Pbro. Jorge Martínez Ruz, a cargo de la Comisión Diocesana de Pastoral de la Comunicación,  explica que una persona que ha estado casada antes en un matrimonio sacramental y vuelve a contraer un matrimonio civil se encuentra en una situación irregular ante la Iglesia. En consecuencia, lo único que no pueden hacer es comulgar y confesarse.

No obstante, esta situación no significa que la persona esté excluida de la Iglesia, es decir, que no tiene una pena de excomunión. Es una persona que sigue teniendo, como cualquier otro fiel, los mismos derechos y deberes que tienen los católicos. Por ejemplo, tiene la obligación de educar a sus hijos en la fe, bautizarlos, ir a misa y rezar.

“Con la excepción de confesar y comulgar, pueden participar en casi todas las actividades de la iglesia. De hecho, hay en la Arquidiócesis grupos de divorciados vueltos a casar, grupo de liturgia, en lecturas de misa. Pueden dedicarse a algún apostolado”, indica.

¿Qué es lo que debe de hacer una persona divorciada en nueva unión?, el sacerdote Martínez  Ruz  recomienda que la pareja se acerque a hablar con el sacerdote de su confianza o en su parroquia, pues se pueden integrar muy bien a la vida de la Iglesia.

“El Papa Francisco lo ha insistido mucho, no hay porqué alejarse, lo único es que como no están casados con la persona con la que viven no pueden recibir el sacramento de la eucaristía.  Pueden resolver su situación de diferentes maneras. Por ejemplo, en algunos casos se puede dar la nulidad del matrimonio y también puede ser que acabe su matrimonio anterior por la muerte de la anterior pareja, hay varias opciones”, añade.

Derecho canónigo
  • El Código de Derecho Canónico precisa que las propiedades esenciales del matrimonio son la unidad y la indisolubilidad, que en el matrimonio cristiano alcanzan una particular firmeza.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios