22 de Septiembre de 2018

Yucatán

Clausuran el Año de la Misericordia con misa en la Catedral

El Arzobispo de Yucatán encabezará una procesión que saldrá, a las 18:30 horas, del templo de Monjas.

Largas filas de fieles se formaron esta mañana en la Catedral de Mérida, para participar en el sacramento de la confesión. (Daniel Uicab/Milenio Novedades)
Largas filas de fieles se formaron esta mañana en la Catedral de Mérida, para participar en el sacramento de la confesión. (Daniel Uicab/Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Clausuran el Año de la Misericordia con misa en la CatedralCompartir en Twiiter Clausuran el Año de la Misericordia con misa en la Catedral

William Sierra/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- El Arzobispo de Yucatán, Mons. Gustavo Rodríguez Vega, realizara hoy la clausura diocesana del Año Jubilar de la Misericordia, con una misa en Catedral, a las siete de la noche.

Antes de esta celebración eucarística, el prelado encabezará una procesión que saldrá a las 18:30 horas del templo de Nuestra Señora de la Consolación (Monjas) a Catedral, donde celebrará la misa diocesana de clausura del Año de la Misericordia.

La única Puerta Santa que permanecerá abierta hasta el próximo domingo 20 será la de la Basílica de San Pedro, en el Vaticano, ya que con su apertura el Papa Francisco dio inicio al Jubileo de la Misericordia, el 8 de diciembre de 2015.

Ahora, el mismo día de la Solemnidad de Cristo Rey, esta puerta santa será cerrada por el Pontífice y así culminará el Año Santo.

El primer peregrino en cruzar la Puerta Santa de la Basílica de San Pedro, el pasado 8 de diciembre, fue el Papa Emérito Benedicto XVI.

El 30 de octubre el Prefecto de la Secretaría de Comunicaciones del Vaticano, Mons. Darío Edoardo Viganó, indicó que Benedicto XVI podría estar presente en la ceremonia de Clausura del Año de la Misericordia el próximo domingo 20.

El Papa Francisco convocó el Jubileo de la Misericordia, un año santo extraordinario que comenzó el 8 de diciembre de 2015, en la solemnidad de la Inmaculada Concepción, y concluirá el próximo día 20, en la solemnidad de Cristo Rey

El Santo Padre inauguró oficialmente el Jubileo de la Misericordia cuando abrió la Puerta Santa de la Basílica de San Pedro.

Condiciones para la indulgencia plenaria

En un Jubileo, la Puerta Santa sirve para indicar a los fieles que pasar por ella significa una actitud de acogida, de agradecimiento, de pedir perdón, de pedir nuevas gracias o saber con seguridad que vamos a recibir una bendición.

El Vaticano precisa que la Puerta Santa es entrar en la “acogida de Dios”, sobre todo en el “Dios de la misericordia”. Con este Año Santo se busca que aquellos que están alejados de la Iglesia reflexionen.

Cada vez que cruzamos una Puerta Santa ganamos una gracia especial y esa es la indulgencia plenaria, la cual es una amnistía, es decir que Dios perdona todos los pecados, sean los que fueren y cuando sean.

Cuando uno se confiesa, se perdona el pecado pero permanece la culpa y las consecuencias. La indulgencia plenaria borra esta culpa y las consecuencias, además de los pecados. El alma queda totalmente libre, como si la persona estuviera recién bautizada y si muere ya no tendrá que pasar por el purgatorio.

Para ganar esta indulgencia, sin embargo, se deben cumplir algunas condiciones: la persona debe confesarse, comulgar y rezar por las intenciones del Papa.

De hecho, la Puerta Santa sólo puede ser abierta por el Papa y por los obispos en los lugares que ellos designen.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios