19 de Octubre de 2018

Yucatán

Jóvenes de ahora no ahorran ni 'piensan en el futuro'

Encuesta revela que el 56 % de las personas gasta todo su ingreso, 9 % se endeuda para cubrir sus gastos, y 35 % tiene un excedente.

Para mejorar la cultura financiera entre los jóvenes hay que inculcarles el ahorro desde muy pequeños, así como la inquietud de saber cómo preservo y crezco mi patrimonio. ( Foto de contexto. Archivo/SIPSE)
Para mejorar la cultura financiera entre los jóvenes hay que inculcarles el ahorro desde muy pequeños, así como la inquietud de saber cómo preservo y crezco mi patrimonio. ( Foto de contexto. Archivo/SIPSE)
Compartir en Facebook Jóvenes de ahora no ahorran ni 'piensan en el futuro'Compartir en Twiiter Jóvenes de ahora no ahorran ni 'piensan en el futuro'

Alicia Carrasco/SIPSE
MÉXICO, Yucatán.- El Banco Nacional de México (Banamex) realizó el año pasado un estudio en materia de cultura financiera en los que entrevistó a tres mil 200 jóvenes de entre 15 y 29 años, y cuyos resultados revelaron que la mitad no tiene un manejo de sus finanzas o cultura del ahorro.

La encuesta, que fue realizada en cinco ciudades del país: Ciudad de México, Guadalajara, Mérida, Monterrey y Oaxaca, arrojó que el 56 por ciento de los entrevistados declaró que gasta todo su ingreso, nueve por ciento explicó que se endeuda para cubrir sus gastos, y 35 por ciento tiene un excedente en su presupuesto.

Respecto a los hábitos de ahorro, 52 por ciento de los entrevistados manifestó hacerlo con regularidad y el 47 por ciento no guardar recursos, mientras que el uno por ciento no respondió.

'Hay que ahorrar, aunque sea un poco, quizá 200 ó 300 pesos mensuales'

En este sentido, Ricardo Sánchez Marchand, presidente de Empresarios Jóvenes de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Mérida (Canaco-Servytur), señaló que en el Estado existen oportunidades para mejorar esta cultura desde la juventud.

“Los jóvenes tenemos el problema que no pensamos en el futuro y nos sentimos invencibles, pero se pueden presentar problemas reales de salud o situaciones que no se controlan y resulta que nunca previeron esto”, explicó Sánchez Marchand, quien indicó que se debe pensar en contar con un seguro de vida, como parte de una cultura financiera.

Consideró que algunas cosas que se deben realizar y no se hacen son no gastar más de lo que se gana, pues ahora los bancos autorizan más fácilmente las tarjetas de crédito, provocando que se gaste lo que no se tiene y se viva al día.

Los gastos fijos, expuso, no pueden ser más que los variables, las deudas mensuales deben ser un porcentaje que se puedan pagar con el sueldo. Hay que hacer pequeños presupuestos, organizar en qué se gastará el ingreso que se tenga, separar montos para las diversas necesidades, y tratar de prever los meses que vienen.

“Es importante invertir, no sólo ahorrar, hay que pensar en el retiro, aunque sea un poco, quizá 200 ó 300 pesos al mes, después de 50 años es una buena cantidad”, sugirió Sánchez Marchand.

Otra recomendación es comenzar a trabajar desde la preparatoria para valorar el dinero y comenzar a ahorrar, así se tendrá una experiencia previa al salir de la universidad y el número de probabilidades de ser contratado es mayor.

Si bien es complicado con las reformas fiscales que los niños ahorren por medio de cuentas bancarias, se puede implementar las alcancías, como una estrategia divertida para fomentarles esta cultura. También es importante que los padres den un presupuesto y dejen que el niño decida en qué lo quiere gastar, sin darle más después, para aprender a organizarse.

La cantidad de dinero proporcionada por los padres será de acuerdo con la edad del niño y su nivel de responsabilidad y disciplina, así como los periodos en que se les dé, que pueden ser cortos, como de días, o largos, de hasta un mes. Para los jóvenes de preparatoria y universidad, los padres deben aplicar un presupuesto también para responsabilizarlos. 

Precavidos
  • Es importante que para comenzar un negocio no se realicen gastos y endeudamientos fuertes, y quedar con el dinero muy justo, pues los negocios tardan en arrancar, ya que primero se da a conocer. Se debe prever este periodo en el que no se tienen ingresos para sostener el negocio.
  • Para compras y pagos con los ingresos, se requiere de planeación y no gastar más de lo que se tiene.

Finanzas, 'más que la Bolsa de Valores'

Por otro lado,Nicolás Madáhuar Boehm, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana en Mérida (Copamex), comentó “La cultura financiera es más que sólo la Bolsa de Valores”.

Asimismo destacó que el ahorro entre los jóvenes yucatecos es bajo, muchos ni siquiera tienen una cuenta bancaria y gastan más de lo que tienen. 

La cultura financiera entre los jóvenes empieza por la casa, dijo, y no necesariamente hay que tener un papá banquero, es parte de la educación que desde la primaria y secundaria se debe tener, no hasta la universidad.

Señaló que si las personas tuvieran una cultura financiera básica habría usuarios empleando mejor su dinero, pues la mayoría lo que sabe de este tema es ir al banco a depositar o a pedir créditos, pero va más allá: en cómo invertir, generar un patrimonio y ahorrar, etc. 

“En términos generales, en el país la cultura financiera entre los jóvenes es pobre, mucha gente cree que se trata de altas finanzas, como inversiones en bolsa, etc., cuando hablamos del ABC de las finanzas, que es no gastar más de lo que se gana y llevar un control mensual”, destacó.

Agregó que este tema es algo que las escuelas deberían tener en sus esquemas de estudio porque al final es un beneficio para todos. Si queremos más bienestar, tenemos que estar un poco más entendidos en cómo formar el patrimonio. 

Comentó que la cultura financiera no es nada más dinero, es con qué patrimonio se cuenta y cómo se preservará.

“Desde casa, la cultura del ahorro siempre es importante, pero también de trabajo y de generación de riqueza. Hay reglas sencillas como en qué debes invertir, como la del ‘3-3-3’: invertir una tercera parte en bienes inmuebles, otra en instrumentos líquidos (dinero en el banco) y otra en algo productivo, como negocios”, indicó. 

Tips
  • Tips para mejorar la cultura financiera entre los jóvenes: inculcarles el ahorro desde pequeños, así como la inquietud de saber cómo preservo y crezco mi patrimonio, además de acercarse por asesoría con las cámaras empresariales.

Más preparados

Enrique Castillo Ruz, titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) del Gobierno del Estado, indicó que cada día los jóvenes están más preparados, tienen conciencia y principios sobre la cultura financiera, y esto tiene que ver con la economía y los tiempos que viven, en donde se organizan para tener un futuro mejor. 

“En la Secretaría tenemos proyectos y programas que tienen que ver con la juventud, vemos que cada día tienen mayor seriedad y desarrollan más capacidad, pues estamos en un mundo globalizado donde no compiten solamente entre el medio, sino a nivel global”, señaló.

Destacó que existen programas que maneja el Gobierno para la atención a los jóvenes, y eso ayuda a abrir los espacios y administrarse mejor, y donde además se les brinda información sobre cómo enfrentar una entrevista y realizar un currículum. “En Yucatán, desde 2013 teníamos un desempleo de jóvenes de 5.5, en el primer trimestre de 2014, fue de 4.4, y la media nacional está en 8.3. En el Estado hemos ido avanzando con los programas de las distintas dependencias”, indicó. 

Experiencia familiar, un 'salvavidas' 

La experiencia familiar en materia de negocios puede orientar a los emprendedores en no cometer los errores pasados, advirtieron empresarios locales. 

“Aconsejo a los jóvenes que ya tengan un trabajo, que del dinero que perciban una parte la separen para el futuro, en poner o emprender un negocio. El porcentaje es relativo, no hay una cantidad fija, cada uno tiene sus necesidades y dependerá de éstas, pero considero que una cantidad que le sobre, lo ahorre”, indicó Mario Can Marín, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación Delegación Yucatán (Canacintra) y del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

Detalló que esta clase de ahorros son compromisos que adquirirá el joven con su persona y en el futuro le ayuda y hace crear una conciencia de la inversión.

“Es una manera en la cual los jóvenes adquieren las responsabilidades sociales que tendrán consigo mismos y que se han perdido, pues acostumbran a que los padres les proveen de todo”, advirtió.

El dirigente empresarial explicó que de la cantidad de dinero que se obtenga de un sueldo, percepción o apoyo, se separe una cantidad, para no malgastarla, sin dejar de tener momentos de recreación.

“En Yucatán deberíamos reforzarlo, existe la cultura, pues a muchos nos educaron de esta manera, pero a veces por la evolución y el mercado globalizado, algunas cosas se empiezan a perder”, señaló.

Destacó que esta cultura se puede medir a través de la diferencia en que es el Estado, en comparación con otros, en temas de seguridad, pues mucho tienen que ver los usos y costumbres; otra manera es ver el seguimiento que se le da a las empresas en el cambio de generación y la transformación de la empresa.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios