23 de Septiembre de 2018

Yucatán

De cada 10 personas que viven en Yucatán, 8 son felices

Revela el Inegi que ocho de cada 10 personas que viven en la zona urbana del Estado reportaron creer que poseen confort de vida.

En la sociedad de Yucatán predominan las emociones positivas, según encuesta del Inegi. Imagen de contexto de una pareja de jóvenes riendo y jugando en la calle. (Milenio Novedades)
En la sociedad de Yucatán predominan las emociones positivas, según encuesta del Inegi. Imagen de contexto de una pareja de jóvenes riendo y jugando en la calle. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook De cada 10 personas que viven en Yucatán, 8 son felicesCompartir en Twiiter De cada 10 personas que viven en Yucatán, 8 son felices

Katia Leyva/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- En Yucatán, ocho de cada 10 personas que viven en la zona urbana reportaron creer que poseen un buen nivel de bienestar, reveló la más reciente encuesta sobre el tema del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

De acuerdo con el promedio de conceptos básicos de bienestar subjetivo anualizadas al cierre de julio de 2016, un 8.4 de los yucatecos manifestó tener emociones positivas y 2.5 en negativas, en una escala del 0 al 10.

En cuanto a promedio de identificación de enunciados de apego a la vida, en una escala del 0 al 10, los yucatecos reportaron 9.1, con “sentir que lo que uno hace vale la pena”, 9.0 con “sentirse afortunado”, 8.9  “sentir que las cosas resulten bien o mal depende de uno mismo” y 9.0 en “sentir que se tiene una misión en la vida”. 

Lo anterior se ubica en el rubro de eudomonía  (o plenitud de ser, se trata de una palabra griega clásica traducida comúnmente como “felicidad”). En este aspecto del bienestar subjetivo, la métrica consiste en ver qué tanto la persona entrevistada se identifica con enunciados que denotan fortaleza, debilidad anímica, así como sentido de vida.

Los datos son parte de los resultados de módulos de Bienestar Autorreportado (Biare) que acompaña al levantamiento de la Encuesta Nacional sobre Confianza del Consumidor (ENCO) durante el primer mes de cada trimestre, desde julio de 2013.

Los datos recientes muestran que, en una escala de 0 a 10, el promedio de satisfacción con su vida, reportado por la población adulta urbana en julio de 2016, se sitúa en 8.1; mientras que en julio de 2015, el promedio de satisfacción con la vida alcanzó un valor de 8.0

El concepto de bienestar subjetivo se refiere a las percepciones de los individuos en edad adulta sobre su propia situación y contexto.

Estas percepciones comprenden tres aspectos:

  • Satisfacción con la vida en general y con aspectos específicos de la misma, denominados dominios de satisfacción.
  • Fortaleza anímica y sentido de vida, es decir, enunciados referidos al concepto de eudemonía.
  • Balance afectivo, que explora la prevalencia, en un momento específico, de estados anímicos positivos o negativos en la población bajo estudio. 

De acuerdo con el informe, a nivel nacional en comparación con julio del año anterior, los promedios de satisfacción fueron superiores en siete dominios específicos:

  1. Relaciones personales,
  2. Actividad u ocupación,
  3. Vivienda,
  4. Estado de salud,
  5. Perspectivas a futuro,
  6. Nivel de vida
  7. Tiempo libre. 

Por su parte, los aspectos relacionados con logros en la vida y vecindario se mantienen sin cambios, al tiempo que retroceden los dominios relacionados con la ciudad, el país y la seguridad ciudadana.

En particular, la satisfacción con el país presenta el mayor retroceso respecto a un año atrás (cuatro décimas), seguido por la satisfacción con la seguridad ciudadana, que disminuye tres décimas, registrando este último rubro su menor calificación desde julio de 2013.

¿Cómo se sienten?

Sentirse bien con respecto a uno mismo 8.9
Ser optimista con respecto al futuro de uno 8.8
Ser libre para decidir la propia vida 9.1
Gusto por aprender cosas nuevas 9.3
Sentir que lo que uno hace vale la pena 9.1
Sentirse afortunado 9
Sentir que las cosas resulten bien o mal depende de uno mismo 8.9
Sentir que se tiene una misión en la vida 9
Sentir que la mayoría de los días se logra algo 8.7
Le cuesta mucho volver a la normalidad cuando las cosas no marcharon bien 4.1
Sentirse abrumado por problemas personales y obligaciones 4.1

Leve mejora

El Inegi indicó que a nivel nacional los entrevistados declararon que, en retrospectiva, en 2015 su satisfacción era un poco menor que la actual, es decir, de 8.0 frente a 8.1 de 2016.

El promedio de satisfacción señalado en retrospectiva coincide con el reportado al momento de realizar la entrevista e n julio de 2015. En otras palabras, en esta ocasión hay coincidencia entre lo que recuerda el informante y lo que fue reportado un año atrás (julio de 2015).

El estudio del Inegi es un ejercicio que corresponde a una muestra de dos mil 336 viviendas distribuidas en 32 ciudades (una por entidad federativa), de modo que la información es representativa del conjunto urbano del país y se aplica a un miembro del hogar de 18 ó más años de edad, mediante entrevista presencial o cara a cara.

Esta versión más ágil del Biare ofrece un seguimiento continuo del bienestar subjetivo, lo que permite observar el comportamiento coyuntural de sus indicadores. Desde febrero de 2015, los resultados de este ejercicio se dan a conocer dos veces por año.

Posible reaprender 'lo bueno': Uady

“Se puede aprender a desarrollar el pensamiento flexible, así como reaprender lo bueno”, afirmó Elías Góngora Coronado, quien encabeza a un equipo de investigadores de la Facultad de Psicología de la Universidad Autónoma de Yucatán.

Este equipo presentará resultados de la investigación “Enfrentamiento positivo de la vida, integración del qué y cómo en el contexto de la cultura”, en el Congreso Mexicano de Psicología Social, organizado por la Asociación Mexicana de Psicología Social (Amepso) y la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco. También se prevé compilar los datos en un libro. 

Respecto al proyecto de investigación, Góngora Coronado explicó que el proceso inició hace tres años y se ha desarrollado con grupos desde niños, madres, jóvenes y personas de la tercera edad.

El objetivo del trabajo, dijo, es proponer cómo enfrentar la vida, entre las diferentes situaciones para disfrutarla. En esta iniciativa se entrevistaron a cerca de 500 personas.

La investigación inició hace tres años y se desarrolló con grupos de diversas edades en tres fases

“En este estudio, encontramos que una característica de la gente de Yucatán y México es la predisposición a ser amables y aprender, pero no saben cómo. Lo que hacemos es plantear el cómo sí se puede ser feliz para aumentar sus posibilidades”, mencionó.

El estudio se realizó en tres fases, en la primera a través de aproximaciones de carácter cualitativo, como entrevistas con personas que se han sobrepuesto a las dificultades y que tienen una visión positiva de la vida, para saber qué características tienen en común, en este grupo se ubicaron a empresarios y deportistas.

La siguiente etapa fue de intervención, en la que se trabajó con otro grupo para aplicar las mejores prácticas para enfrentar las situaciones difíciles de la vida, en esta fase se trabajó con madres con hijos con necesidades educativas especiales por alguna discapacidad o con problemas de adicción. Previamente se efectuó un diagnóstico de la situación emocional de los participantes.

Como parte de la intervención, se aplicó un programa de manejo de problemas para responder y aprender, incluso formas de respirar, con equipo médico, se midió la frecuencia cardiaca, la respiración y el nivel de estrés, ante el planteamiento de situaciones.  

También se incluyeron a niños, jóvenes y adultos; en estas labores y en la tercera parte, se evaluaron los resultados y se promovió el aprendizaje de conceptos como “mindfullness” (conciencia plena) y la valoración de las fortalezas, que tiene que ver con el sentido de vida.

Entre los resultados que presentarán encontraron con base en estudios científicos que se puede desarrollar la flexibilidad de pensamiento, aprender y reaprender “lo bueno”.

Disfrutan pasar el tiempo con la familia

Por otro lado, las estadísticas de percepción del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) indican que los meridanos invierten gran parte de su tiempo libre en actividades recreativas y para realizar actividades en familia.

Según la dependencia federal, a nivel nacional los mexicanos invierten, en conjunto al año, mil 573 millones, 458 mil 693 horas en actividades recreativas; de éstas, 441 millones 430 mil 27 horas, que es mayoría, son destinadas a la convivencia social.

De acuerdo con esta encuesta, el yucateco invierte una gran cantidad de tiempo de esparcimiento en la convivencia familiar, y actividades en grupo con amigos como parte de su necesidad de sociabilizar.

De acuerdo con la Encuesta Nacional sobre Uso del Tiempo, el mexicano dedica su tiempo al menos en cinco rubros diferentes en los que se desenvuelve y busca esparcimiento.

A esto se suma un concentrado reciente de actualización de dicho esquema en donde aparece Yucatán con una serie de actividades realizadas en periodos específicos, como los de vacaciones, como Semana Santa.

En términos generales, el yucateco invierte el 70 por ciento de sus ratos libres en la convivencia familiar y con amigos. Mientras que un restante 30 por ciento se encuentra distribuido en diversas actividades, entre ellos se incluye la lectura, las prácticas deportivas y actividades de entretenimiento relacionadas con la tecnología, como pueden ser el uso de videojuegos y redes sociales, entre otros. 

En el panorama nacional y en primera posición de participación está la convivencia social, luego le sigue la utilización de medios masivos de comunicación, o lo que es lo mismo, la participación en el empleo de redes sociales, internet y otros medios.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios