23 de Septiembre de 2018

Yucatán

De cada 10 viviendas en Yucatán, una está abandonada

En la capital yucateca existen más casas de las que se necesitan, pues una de cada 10 no se utiliza.

En los últimos años, diversas casonas de Mérida han sido adquiridas por extranjeros, quienes lo han remodelado a su gusto. Imagen del interior de la 'Casa sur', perteneciente a  Sara y Ty Bateman. (Jorge Acosta/Milenio Novedades)
En los últimos años, diversas casonas de Mérida han sido adquiridas por extranjeros, quienes lo han remodelado a su gusto. Imagen del interior de la 'Casa sur', perteneciente a Sara y Ty Bateman. (Jorge Acosta/Milenio Novedades)
Compartir en Facebook De cada 10 viviendas en Yucatán, una está abandonadaCompartir en Twiiter De cada 10 viviendas en Yucatán, una está abandonada

Cecilia Ricárdez/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- “En Mérida hay más casas de las que se necesitan, por lo que se debe reutilizar, reciclar y refuncionalizar la ciudad”, aseguró Edgar Bolio Arceo, director del Instituto Municipal de Planeación (Implan), quien destacó que una de cada 10 viviendas no está utilizada, y mientras la población crece al doble, el área de la ciudad se ha triplicado.

En este contexto, en la primera semana de noviembre se firmará un convenio con ONU Hábitat para efectuar un estudio sobre el índice de prosperidad de Mérida y establecer al menos tres proyectos estratégicos para desarrollar. De esta manera, esta agencia de las Organización de las Naciones Unidas (ONU) trabajará de manera coordinada con el Ayuntamiento durante 18 meses.

El funcionario detalló que la tendencia mundial sobre el reciclaje arquitectónico forma parte de la agenda de desarrollo urbano de Mérida para el aprovechamiento de la infraestructura y equipamiento existente.

Destacó que ante las divergencias en las fuentes sobre el número real de casa-habitación en Mérida, el Implan tiene un cálculo de unas 300 mil viviendas, de las cuales cerca del 10 por ciento no están habitadas.

“Parece hay más casas de las que se necesitan... Las viviendas se construyen y se venden. Desde el punto de vista de funcionamiento urbano, estamos siendo ineficientes. En los últimos 20 años el número de habitantes de Mérida se ha duplicado, pero el área de la ciudad se ha triplicado”, explicó.

Consideró que hay más áreas en términos proporcionales, lo que indica que la ciudad tiene una densidad baja, y por tanto, la prestación de los servicios públicos resulta más costosa; es menos eficiente porque no se hace un uso racional de la infraestructura.

Ante este panorama, dijo que la propuesta es revertir la tendencia con el desarrollo de estrategias que atraigan la mirada hacia el interior de la ciudad.

Al respecto, el investigador de la Universidad Autónoma de Yucatán (Uady) Pablo Chico Ponce mencionó que Mérida y Yucatán tienen potencial en materia de reciclaje arquitectónico para impactar de manera positiva en diferentes sectores.

“No es una moda, sino una necesidad urgente. No puede haber sustentabilidad, en la economía y medio ambiente, si no hay reutilización”. El reciclaje, apuntó, no es para moler edificios, sino para que al espacio edificado se le dé nuevo uso, en vez de derribar, con lo cual ocurre un enorme despilfarro, ya que se puede reutilizar y adecuar a las funciones modernas a través del diseño, y no se gastaría material nuevo, el cual viene de la naturaleza, lo que significa un desgaste ambiental.

Dijo que para trabajar con estándares internacionales, el Ayuntamiento firmará un nuevo convenio con ONU Habitat, ya que el primero estuvo enmarcado por el Reporte Nacional del Índice de Prosperidad Urbana en México, y en esta ocasión se busca retomar ese estudio, pero para identificar los puntos en los que Mérida debe poner atención para mejorar su posición en prosperidad urbana. 

Entre los temas que se abordarían en la investigación se encuentran: movilidad con enfoque a la no motorizada y a transporte masivo de personas; bienestar, relacionado con la calidad de vida, equidad y acceso de las personas a los servicios de la ciudad; certeza jurídica y normatividad, para que los reglamentos y leyes de desarrollo urbano estén actualizados y alineados a las normas nacionales e internacionales, y el rubro de infraestructura, relacionado al tema de sustentabilidad, mejoramiento del tratamiento de aguas y drenaje.

Extranjeros 'reinventan' las casonas en el centro

Por otro lado, la pareja estadounidense formada por Sara y Ty Bateman califican a su vivienda llamada "Casa Sur" como un oasis para mitigar el calor, un remanso de tranquilidad del ruido de la ciudad y un paraíso de los amantes del estilo y arquitectura mexicana. 

Se trata de una casona al sur del centro de Mérida, la cual adquirieron hace seis años para que sea su residencia y el punto de reunión de su familia, amigos y vecinos.

Un ejemplo de reaprovechamiento de un espacio existente y el aprecio de la comunidad extranjera por el potencial que guardan los predios del Centro Histórico.

“En Mérida conocimos amigos de todo el mundo; en Texas, nuestro círculo era más pequeño. Aquí ha cambiado nuestra forma de ver la vida. La gente es cálida, educada y la zona es segura. Puedo caminar por la noche sin preocuparme”, expresó Sara al hablar del valor que ha agregado a sus vidas residir en la capital yucateca, desde donde se involucran en causas sociales de la comunidad.

Esta pareja y los propietarios de otras seis viviendas son voluntarios del “Tour de casas de Mérida”, actividad que realiza la fundación BAI Brazos Abiertos para recaudar fondos para la labor de educación, prevención, detección y atención de VIH/sida.
Sara y Ty dijeron en entrevista que su objetivo era armonizar en la casa el estilo mexicano, con detalles del norte del país y de la Península de Yucatán. 

La pareja contó que viven el lugar de tiempo completo y durante el proceso de remodelación habitaron una de las piezas del predio mientras se efectuaban las mejoras del lugar. Posteriormente ocuparon “la casita”, una edificación independiente a la pieza principal, ubicada en la parte posterior del terreno y que funge como dormitorio principal.

Este sitio tiene vista a las diferentes partes del jardín, donde se conjugan elementos de fincas del bajío con yucatecas, pozos, techos de teja roja, un arco de piedra, una reintrepretación de la albarrada maya, ruedas de carreta y hasta peinadora de henequén.

El diseño de los interiores y el jardín es creación de Sara, quien junto al arquitecto Alberto Itzá logró el equilibrio entre los elementos antiguos con lo contemporáneo. 

El dato
  • El próximo recorrido del “Tour de casas de Mérida” se efectuará el 13 de noviembre, de 13:30 a 17:00 horas.
  • Para la adquisición de los boletos se puede consultar la información en la página de Facebook de Fundación BAI A. C. (Brazos Abiertos Yucatán )
  • La entrada, tiene un costo de 450 pesos público en general y 200 pesos para estudiantes con credencial y pasantes.  
  • Se recorren siete casas, se entrega un mapa con información para hacer el recorrido a su entero gusto, y dos bebidas de cortesía.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios