20 de Septiembre de 2018

Yucatán

Yucatán: “Recolectan” a trabajadores de las zonas marginadas

Estos empleados, de tan diferentes regiones, tienen algunas características semejantes, ya que la pobreza y marginación es el común denominador entre ellos.

Luis Alonzo Caamal, ex empleado de la empresa agrícola. (José Acosta/SIPSE)
Luis Alonzo Caamal, ex empleado de la empresa agrícola. (José Acosta/SIPSE)
Compartir en Facebook Yucatán: “Recolectan” a trabajadores de las zonas marginadas Compartir en Twiiter Yucatán: “Recolectan” a trabajadores de las zonas marginadas

Oscar Rodríguez/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- En Yucatán, más de mil personas laboran de octubre a mayo en la empresa agrícola Valle del Sur, las cuales son originarias de diversas partes de México.

Estos empleados, de tan diferentes regiones, tienen algunas características semejantes, ya que la pobreza y marginación es el común denominador de estos trabajadores que laboran jornadas de ocho horas de lunes a sábado y devengan un sueldo de 74 pesos diarios.

La empresa productora de hortalizas da empleo y seguridad social a sus trabajadores; su cosecha va a dar a las mesas de familias extranjeras, principalmente estadunidenses, pues las berenjenas, calabacitas y pepinos que produce son para exportar, no se quedan en Yucatán, ni en México, según refiere Isaías Chaiz, empleado de ese lugar.

“Todo se exporta”, afirmó.

“Los trabajadores tienen un sueldo, creo, de 74 a 78 pesos, más horas extras, así como dobles o triples. Ahora la gente que está en la empacadora está ganando sus horas libres, porque con el mínimo no la hacen”, indicó el trabajador.

Luis Alonzo Caamal, quien es el actual secretario del Comisariado de Becanchén, trabajó  varios años en Valle del Sur, y recuerda cómo fue su paso en ese campo agrícola.

“Estuve ahí como cinco años. La verdad, se trabaja bien, pero muchos a veces se quejan porque no les pagan lo que son los días festivos”, explicó.

Indicó que a las personas de otros estados, como Chiapas y Oaxaca, les ofrecen en ese lugar el alojamiento y la alimentación, “como si se tratara de su hogar”.

“Les dan a veces algún tiempo, como es la Navidad, para que vayan a sus casas, pero la mayoría del tiempo están ahí, aunque el empleo es temporal, ellos llegan en octubre y se van en mayo”, detalló.

Finalmente, Alonzo Caamal dijo que en dicha empresa utilizan, como en muchos campos agrícolas, fertilizantes y agroquímicos, empero durante su estancia en ese lugar no conoció algún caso de persona que haya sufrido intoxicación por el uso de químicos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios