23 de Octubre de 2018

Yucatán

Pipa y Gorgo, una historia de amor de gran peso

La pareja de hipopótamos del Centenario ha procreado crías varias veces, pese a sus 'diferencias' de carácter.

Veterinarios y cuidadores descubrieron que el hipopótamo 'Gorgo' sacude la cabeza con ritmo al escuchar música de mariachi. (Milenio Novedades)
Veterinarios y cuidadores descubrieron que el hipopótamo 'Gorgo' sacude la cabeza con ritmo al escuchar música de mariachi. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook <i>Pipa</i> y <i>Gorgo</i>, una historia de amor de gran pesoCompartir en Twiiter <i>Pipa</i> y <i>Gorgo</i>, una historia de amor de gran peso

Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- “Pipa” y “Gorgo” integran un “matrimonio” como muchos otros. A veces se enojan porque son muy distintos en su carácter, pero el amor que existe entre ellos los lleva siempre a la reconciliación… y a los arrumacos", según dijo la coordinadora del Área Técnica del Parque Zoológico del Centenario, Odeisi Mora Camacho.

En 12 años de convivencia, esta pareja de hipopótamos del Parque Zoológico del Centenario ha procreado seis o siete crías, de las cuales cuatro han sobrevivido y han sido llevadas a otros zoológicos, como es el caso de “Hipoberto”, que ahora reside en Animaya junto con su novia y de quienes se espera pronto inicien una nueva familia.

“Pipa”, proveniente del zoológico Yumkás de Tabasco y huésped del Centenario desde 2003, no tuvo que esperar mucho para conocer al amor de su vida, pues “Gorgo”, que proviene de un decomiso a un circo, llegó a su vida en 2004 y desde entonces se hicieron pareja.

La coordinadora del Área Técnica del Parque Zoológico del Centenario, Odeisi Mora Camacho explica que aunque “Pipa” es un poco huraña ha congeniado muy bien con “Gorgo”, que por provenir de un circo, es más sociable incluso con los veterinarios que lo atienden.

“A veces los vemos  ‘discutiendo’, pero al ratito ya están juntitos en el agua como si nada”, agregó.

Señaló que “Gorgo” recientemente le dio una sorpresa al equipo de veterinarios y animaleros, pues aunque ha estado mucho tiempo en el zoológico desconocían que acto hacía el hipopótamo en el circo.

“Nos dimos cuenta que con cierto tipo de música, como la de mariachis, ‘Gorgo’ baila sacando su cabeza del agua y moviéndola de un lado a otro”, explicaron.

Asimismo, dio a conocer que para proteger la salud de “Pipa”, que ha tenido partos continuamente, se ha decido separarla temporalmente de “Gorgo” para evitar que continúe embarazándose, ya que como pasa con los humanos,  se va descalcificando y perdiendo nutrientes.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios