|
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

La pandemia por el Covid 19 causa más perjuicios a quienes ya tienen algún padecimiento, pero no ha detenido los esfuerzos para darles atención, no sólo para el tratamiento sanitario, sino para abatir la discriminación que violenta las prerrogativas humanas de quienes sufren la estigmatización social.

Al conmemorarse el Día Mundial del Sida, el pasado 1 de diciembre, realizamos una videoconferencia en la que expusimos el trabajo que realiza la CODHEY desde hace ya varios años en la lucha por la defensa de los derechos humanos, especialmente de las personas que viven con VIH, quienes generalmente son discriminadas en el seno de nuestra sociedad.

Se ha avanzado, pero nos falta más, en la lucha para la prevención del contagio de VIH, pero ese avance está seriamente amenazado por la pandemia del Covid 19 que socava los esfuerzos por alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible y con una alta posibilidad de causar un sufrimiento humano incalculable.

La Organización Mundial y la Panamericana de la Salud sostienen que la actual pandemia es una clara amenaza a los servicios de prevención, pruebas, tratamiento y atención del VIH. La demora en la prestación de estos servicios ha dejado a muchas personas en una condición de vulnerabilidad y en un mayor riesgo de infección.

La pandemia también pone a prueba la capacidad de los países y sus servicios de salud para garantizar la atención a las personas con este padecimiento de la manera que debe hacerse.

Este año el Día Mundial del Sida tiene como objetivo proteger los logros alcanzados, centrándose explícitamente en las intervenciones para lograr un acceso adecuado a las pruebas y al diagnóstico temprano del VIH, al tiempo que se aborda la pandemia.

Yucatán ocupa el tercer lugar nacional en casos de Sida y el cuarto en casos de infección por VIH. La Red de Personas Afectadas por el VIH indica que en el primer semestre de 2020, en el Estado, se notificaron 567 casos, de los cuales 454 fueron por VIH y 113 por Sida. En todo 2019, la cifra fue de 352 registros, 321 hombres y 31 mujeres.

De manera general, en México, la población más afectada es la de hombres en una edad de los 30 a los 34 años, representando un 84.2% de total de contagios por VIH. En mujeres coincide con el mismo segmento de edad, pero con un porcentaje del 15.8 por ciento.

La CODHEY no baja la guardia y enfocamos nuestros esfuerzos en la educación contra este mal, a la vez que vigilamos la atención para quienes lo sufren, junto con el Consejo Estatal para la Prevención y Control del Sida, a fin de hacer realidad el lema: Solidaridad mundial-responsabilidad compartida.

Cargando siguiente noticia