|
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

Finalmente logra el Ejecutivo federal adjudicarse los recursos provenientes de fondos y fideicomisos creados para apoyar ciencia, tecnología, cine, atención a desastres naturales, universidades…, pero no fue fácil, más de 400 reservas para discutir en lo particular plantearon legisladores de oposición. En medio de todas esas participaciones, nuestra diputada federal Dulce María Sauri, presidenta de la Cámara, dio cátedra de política, logrando el desarrollo de las diferentes participaciones, a pesar de momentos difíciles, donde las descalificaciones abundaron entre quienes hicieron uso de la tribuna. La madurez y profesionalismo de Dulce permitieron que las cosas no llegaran a más.

El gobierno y sus legisladores lograron la mayoría para desaparecer estos mecanismos financieros que le daban certeza al uso de esos recursos para los beneficiarios y no dejarlos sujetos a que cada año sean o no aprobados en el presupuesto. Es realmente simple la razón que argumenta el presidente Andrés Manuel López Obrador: poder verificar si hay aviadores que reciban sin derecho estos recursos. Me parece que para lograr resolver esa duda no se requería la extinción de estos fondos, bastaba auditarlos y corregir lo que estuviera mal; el asunto detrás es tomar los recursos que estaban protegidos para evitar que se distrajeran en otros fines, como, no obstante, seguramente ocurrirá. Ante el reclamo sobre la verdadera intención, el secretario de Hacienda informó al Senado la razón: tener esos recursos disponibles para paliar la caída de la recaudación fiscal y atender el gasto general. La presión ejercida por los diputados de oposición logró que el fondo dedicado a la salud se retirara de la discusión y siguiera vigente; ya veremos en los próximos días el daño que causará esta decisión.

En el Senado se anuncia una iniciativa de reforma a la Constitución y poder hacer la consulta solicitada por parte del Ejecutivo federal a la Suprema Corte e investigar las ilegalidades cometidas por actores políticos en los periodos de gobierno de los expresidentes Carlos Salinas, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto. La Constitución determina como fecha para hacer la consulta el mes de agosto de 2021. La iniciativa pretende modificar la fecha y hacer que coincida con la elección de gobernadores, diputados federales y estatales y presidentes municipales en julio. El objeto de la reforma, asegura el senador Ricardo Monreal, es evitar un gasto doble, pero seguramente la razón política es otra y no la del presupuesto adicional que requiere el INE. De ahí que evitar el gasto y hacerla el mismo día de la elección, el 21, pareciera una sensata decisión. Los partidos de oposición argumentan que la intención real es que al mezclar la elección y la consulta se beneficia de manera directa a los candidatos de Morena y sus aliados. Ya veremos en qué acaba la iniciativa y de qué está hecha la oposición en el Senado… Hasta el próximo viernes.

Cargando siguiente noticia