|
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

Trabajar como artista en las distintas disciplinas que existen requiere de una gran vocación, por la dificultad que estriba y la pasión que requiere; tendríamos que agregar que son muy contados los artistas que lograban obtener éxito económico de su profesión en el pasado reciente, pero este año 2020 la situación se agravó de manera exponencial por la pandemia, al no encontrar fuentes de trabajo al mantenerse canceladas las actividades artísticas y culturales y el cierre de los espacios privados y públicos donde se presentaban en nuestro estado.

Yucatán cuenta con una gran tradición cultural, el gremio no sólo es integrado por un número mayor, comparativamente, que en otras entidades federativas, sino que es parte fundamental de los atractivos que ofrece el estado a nuestros visitantes.

Sin duda viven con gran apremio estos momentos y han tenido que diversificar sus actividades para tratar de obtener recursos para su vida y poder sustentar a sus familias; si en años anteriores su principal fuente de ingresos eran las oportunidades que recibían de los ayuntamientos, el gobierno del estado y la Federación y no había ingresos seguros, ahora tendríamos que añadir que no cuentan con seguridad social, atención médica, ni con el derecho a una pensión que les permita un ingreso después de muchos años de trabajo y debemos recalcar que actualmente los espacios donde trabajaban están cerrados.

Tampoco existen programas de ayuda para ellos de parte del gobierno, se tienen que rascar con sus propias uñas, sin lograr el ingreso necesario; están en una emergencia y las autoridades siguen sin reaccionar; ante estos hechos, músicos, comediantes, actores, cantantes, mariachis, bailarines y de otras disciplinas artísticas están sin apoyos y viviendo una desgracia que ya tiene cerca de un año. Ellos y ellas son parte fundamental de nuestra vida cotidiana y se esmeran por entretener a la sociedad yucateca y mantener vivas nuestra cultura y nuestras tradiciones, ahora es el momento de pensar en ellos y retornar la solidaridad que siempre nos han tenido, es urgente que los gobiernos inicien un plan de emergencia para generar oportunidades digitales de entretenimiento y que a través del internet lleguen a todos los hogares para mantener el estado de ánimo de la población, ánimo golpeado por la cuarentena y el temor que produce el virus entre nosotros.

Nos urge a todos verlos, oírlos, disfrutar su arte y saber que están bien con sus familias, es fundamental que lo entiendan las autoridades para encontrar los fondos económicos que les devuelvan las oportunidades a todos los artistas.

Los impuestos que pagamos los que habitamos nuestro estado no podrían tener mejor uso, hoy por ellos y mañana por nosotros, darles ingresos y asegurar asistencia médica y social para este importante gremio es vital para preservar el Yucatán del que nos sentimos orgullosos.

Cargando siguiente noticia