por:
|

Las benditas lluvias han hecho que piensen muchos yucatecos que nos llueve sobre mojado; es una realidad que estos fenómenos meteorológicos Amanda y Cristóbal dan un inicio de temporada de huracanes con lluvias torrenciales, y que hay municipios y comisarías que están pasando momentos muy difíciles, como Yaxcabá, Tekax y otros del sur del Estado que tienen en el campo el principal sostén de su economía y donde hoy, ante la inundación, se confunden las gotas de lluvia con las lágrimas al ver el fruto de su trabajo destruido en tiempos difíciles.

Si fuera sólo el tiempo perdido o el esfuerzo físico personal, pues cierras los ojos y echas para adelante, porque las manos de los hombres y mujeres del campo son manos trabajadoras y no dimiten, pero no dejan de pasar por la mente los recursos invertidos en el riego, las semillas, la luz, el agua y los sueldos de los que trabajan en los huertos, y hoy ven el fruto de su trabajo irse al agua. Es importante que se ayude a la gente del campo, como también a la que más lo necesita, ojalá el gobierno federal se deje de politiquerías y abra las llaves del recurso para los sectores más afectados y no lo utilicen para sacar raja política ante un proceso electoral que está a la vuelta.

Para mí era motivo de tristeza ver cómo las redes se inundaban de gente subiendo fotografías con sus planchas de cerveza como si fuera la máxima adquisición o el logro de su vida, pero ¿hasta dónde ha llegado la deshumanización que tanto valor le dan a una foto con unas cervezas para presumirlo, cuando hay miles de hogares con padres de familia sufriendo crisis emocional, estrés y depresión porque no tienen para llevarle un plato de comida a sus hijos y que no pueden dejar de sentir culpa ante la mirada tierna y triste de ese infante al que le dieron la vida?

Hoy son muchas las cosas que hay que solucionar en la sociedad, porque no es sólo lo económico, también es lo emocional, recuerden que somos uno de los estados con más altos índices de suicidios, y sólo escucho por todos lados que no hay dinero que necesitamos para poder ayudar. Deberían hacer unos semáforos y que esa ayuda sea encauzada a la forma como estén formados con base en el semáforo, como los artistas y los que se dedican al entretenimiento que fueron los primeros a los que les bajaron el telón y serán los últimos en poder trabajar, porque, con el debido respeto, con un 25% del aforo de un teatro es un riesgo de pérdida. Yo quisiera saber dónde están los dineros que no se han ejercido en tantas actividades que planean los gobiernos, ¿dónde están los dineros que no se han gastado por la misma operatividad que conllevan los aparatos gubernamentales y que hoy no están al cien por ciento?, ¿dónde están los dineros de festivales y un sinnúmero de actividades culturales que se programan para todo el año y hoy están suspendidas? ¿Donde está el dinero, señores? No lo guarden para una campaña. Es más importante la necesidad de la gente que no tiene qué comer.