|
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

Nada mejor que una sociedad unida para llevar a cabo pequeñas-grandes metas, si se me permite la expresión, en beneficio de las personas con discapacidad.

Ese fue el espíritu que privó en el Segundo Encuentro “Perspectiva del Sector Privado acerca de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, a la Luz de la Agenda 2030” que se llevó a cabo en la sede de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en Mérida.

La reunión, que se realizó el pasado día viernes 4, fue convocada por la Universidad Autónoma de Yucatán y la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Yucatán (Codhey), sedes locales, así como la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), el Gobierno Federal, Agenda 2030, Un Global Compact Red México y Fundación Teletón.

En esa reunión estuvieron los representantes de quienes convocamos para ese importante trabajo en beneficio de las personas con discapacidad. También participaron integrantes del gobierno del Estado, las cámaras empresariales, empresarias y empresarios líderes en distintos ramos del sector productivo, que ya aplican políticas incluyentes y con un amplio sentido de responsabilidad social, que, con sus experiencias y buenas prácticas de inclusión, nutrieron el diálogo para abrir nuevas puertas a fin de que muchas otras empresas se sumen a la cultura de respeto por los derechos humanos y la inclusión laboral de las personas con discapacidad.

El espíritu del trabajo fecundo realizado ese día permitió comprobar que hay que intensificar esfuerzos para hacer mucho más y romper las barreras físicas y sociales que impiden el libre desarrollo y la inclusión plena de las personas con discapacidad en Yucatán.

También estuvieron en esos trabajos aliados y aliadas de la sociedad civil organizada aportando experiencias y conocimientos en beneficio de las personas con discapacidad.

Todo el trabajo realizado ese día es una clara muestra del cumplimiento de los tratados internacionales de derechos humanos firmados y ratificados por el Estado mexicano, especialmente en lo que corresponde a la Convención de los Derechos de las Personas con Discapacidad, la cual señala que los estados parte deberán promover, proteger y asegurar el goce pleno y en condiciones de igualdad de todos los derechos humanos y las libertades fundamentales de todas las personas con discapacidad, procurando el respeto a su dignidad humana.

Y eso es lo que debe permear hasta lo más profundo de nuestra sociedad: el respeto para todas y todos en cualquier campo de nuestro diario devenir, hasta llegar al ideal de dirimir cualquier diferencia que pudiera existir en los estratos de nuestra sociedad con la observancia de las leyes que como seres humanos nos hemos dado.

Cargando siguiente noticia