|
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

Muchos factores me hacen escribir con alegría esta colaboración para Novedades Yucatán.

El primero de ellos es comprobar la diversidad de criterios, la pluralidad que existe en el seno de nuestra sociedad, la que nos permite exponer libremente las ideas, sin cortapisa alguna, más que el respeto hacia la otra u otras personas, para tratar de componer lo que a nuestro juicio está mal.

Esto lo digo a propósito de la elección de un nuevo presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Yucatán (Codhey), cargo que los diputados electores decidieron recayera en este servidor, luego de escuchar a todas y a todos quienes participaron en esta justa. Gracias a quienes confían en mí.

El otro factor que me mueve a la alegría es que a quienes consideran que las cosas puedan no estarse haciendo adecuadamente en la Codhey les tiendo, como en el pensamiento martiano, una mano franca, para que juntos eliminemos esos posibles escollos y unidos pongamos nuestro mejor esfuerzo para construir un mejor bastión para la promoción y defensa de los derechos humanos en nuestro querido estado de Yucatán.

Trabajo hay y es abundante. La mano de obra es escasa. Necesitamos de todas y de todos. ¡BIENVENIDOS, BIENVENIDAS!

El otro gusto en pergeñar estas letras es que el trabajo en nuestra institución no se ha detenido, seguimos, hasta donde nuestras fuerzas nos lo permiten, con nuestro diario quehacer, atendiendo a quienes piensen que se han vulnerado sus prerrogativas humanas, elaborando expedientes, dando cursos de capacitación, etc. y fomentando en la sociedad el respeto a esos derechos.

El pasado viernes 14 entregamos la Presea al Mérito Humano a dos personas que se han distinguido por su labor en pro de quienes tienen alguna discapacidad: María del Pilar Larrea Peón y María del Carmen Bujaidar Tobías.

El otro motivo alegre es que al final de un año fecundo de labor, doy gracias al personal y los directivos de Novedades Yucatán por su cobijo y al mismo tiempo agradezco a sus numerosos lectores la atención para estas letras.

No por ser menos importante dejé para lo último mi agradecimiento a mis compañeros y compañeras de trabajo, que me consta tienen bien puesta la camiseta en pro de la defensa y difusión de las prerrogativas humanas y sin cuyo esfuerzo no hubiéramos logrado lo hecho en este fecundo año de labores que finaliza.

Quienes de nosotros hayamos podido incurrir en algún error u omisión en nuestro desempeño diario redoblemos nuestro esfuerzo positivo en beneficio de la sociedad yucateca que se merece lo mejor de todos los servidores públicos.

¡Feliz fin de año a todas y a todos y bienvenido 2019!

Cargando siguiente noticia