|

La frase “Yo cuido Yucatán”, muy encima de ser algo político, es una iniciativa ciudadana cuyo objetivo es apoyar las acciones en favor del medio ambiente que hoy se emprenden en nuestro estado. Este hashtag #YoCuidoYucatan fue creado para ser usado como bandera social por los que estamos en favor de actuar ya en contra del deterioro ambiental que estamos sufriendo. Yo adopté esta frase a raíz de la entrada en vigor de una iniciativa que promueve la disminución gradual del uso de artículos elaborados con plástico convencional y que ya hemos comprobado provocan un gran daño a nuestro medio ambiente, además de afectar la imagen de nuestras ciudades, ya que todos hemos podido ver artefactos de ese material tirados por todos lados.

La iniciativa dio paso a la reforma de la Ley para la Gestión Integral de los Residuos en el Estado de Yucatán, en donde se plantea la regulación de manera gradual de las bolsas plásticas de acarreo de un solo uso, los popotes convencionales y además se incluyó la regulación en el uso y comercialización de contenedores de unicel. Para mí es una muy buena medida, ya que la mayoría de los plásticos que hoy se utilizan en la elaboración de estos productos no son de fácil degradabilidad y al ser tirados en todos lados ocasionan en verdad un daño permanente a nuestros ecosistemas. La reforma establece la disminución gradual del uso de estos plásticos, así como la aplicación de alternativas más amigables con el medio ambiente y a favor de la economía circular.

Se han establecido algunos plazos y criterios de excepción para aquellos productos que contengan material reciclado y/o sean elaborados con material biodegradable. Conforme a lo establecido en la ley acerca de los popotes y las bolsas de acarreo de un solo uso, los establecimientos comerciales cercanos a cenotes, áreas naturales protegidas y reservas ecológicas en Yucatán contaron con un plazo de 6 meses para su cumplimiento, los supermercados cuentan con un plazo de 12 meses y las empresas dedicadas a la venta al mayoreo y menudeo tienen un plazo de 18 meses para acatar dicha disposición, mientras que para el cambio en el tipo de unicel el plazo es de 24 meses; es decir tenemos hasta el 18 de junio de 2021 para transitar al uso de materiales más amigables con el medio ambiente.

En internet ya circula el hashtag #YoCuidoYucatan, que aprovecho para invitar a todos los lectores de esta columna a que lo busquen y lo utilicen, espero que pronto podamos ver en muchos lugares #YoCuidoYucatan. Regresemos al colorido sabucán, usemos cada vez más las bolsas de tela para ir a hacer nuestras compras, empleemos popotes sólo en caso muy necesario y de ser así que sean biodegradables o de bambú o metal; no llenemos de plástico nuestro bello Yucatán, llenémoslo de buenas acciones para tener cada día un mejor medio ambiente.

¡Gracias papá! por ser el héroe que nunca me ha decepcionado. Un abrazo a don Licho Pérez.