|

La Columna Viernes Cultural y El Transcriptor se enteran, con incredulidad y recelo, de las noticias del “túnel del Tren Maya”, anunciado por el responsable del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur). La información es de Novedades Yucatán:

- “El Tren Maya atravesará media ciudad de Mérida a través de un túnel subterráneo que irá desde la salida a la carretera Mérida-Cancún hasta la zona de La Plancha. El túnel recorrerá varios kilómetros por debajo de la capital yucateca, con el objetivo de que no se afecte a la ciudadanía ni a las vialidades y a la vez se conecte con el centro de Mérida. Estará a una profundidad de 6.5 metros del nivel del piso”.

Las reacciones al túnel son contradictorias: el Ejecutivo apoya la obra del Tren Maya, aunque no se refirió específicamente al túnel; los empresarios no quieren opinar hasta conocer los detalles técnicos del proyecto; los partidos políticos apoyan al presidente (Morena), cuestionan el trayecto del Tren Maya (PRI) y dudan de la realidad de la propuesta (PAN).

Al leer los informes periodísticos, los queridos de los viernes pensaron en primera instancia que era una “jalada” más de la 4T, pero el director de Fonatur lo dijo con toda seriedad: “Es viable”. Y como en otras muchas cosas del gobierno federal, no proporcionó detalles del asunto, ni financieros y económicos ni técnicos ni sociales.

Ellos han investigado el tema en la red de redes. Por ejemplo, encontraron que hay unos túneles en Ucrania, Alemania y Japón. Estos son denominados “túneles del amor” (aquí no han informado cómo se llamaría el “túnel del Tren Maya”).

En Ucrania, se trata de la “unión de la acción del hombre con la naturaleza ya que corresponde a una antigua vía de paso de un tren en la cual la naturaleza tomo posesión dejando crecer extensas ramas, hojas y flores que hoy en día adornan las vías”.

En Alemania y Japón no son de vías férreas, pero no importa para los efectos de esta columnilla periodística, el caso es proporcionar “otros datos” al director de Fonatur. La otrora capital de la República Federal de Alemania, la ciudad de Bonn, posee una “avenida de los cerezos. La floración se produce en el mes de abril y dura pocos días pero bien merece la pena disfrutar de este espectáculo que tiñe la ciudad de color rosa”.

En Japón se encuentra el túnel de Wisteria, que permite a los visitantes realizar una caminata por un incomparable pasadizo que tiene como techo un denso enjambre de flores púrpuras. En los meses de abril y mayo, las Glicinias están en su estado de floración y forman en el túnel un arco iris de flores colgantes”.

¿Y qué?, cuestiona el también prócer de los viernes, el “túnel del Tren Maya” ¿será amoroso como la República idem que pregona el líder de la 4T? Hoy en Yucatán, la única realidad, real para más énfasis, y funcionando amorosamente desde hace largos años y sin aspavientos, es el túnel del trenecito del Centenario.

De nada… Saludos…