|
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia por Telegram
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia por Telegram

Algunos ex tricolores que desean el poder, por el poder mismo, ya se dieron cuenta que Morena puede ser su tabla de salvación, nada más que los ciudadanos cambian de percepción cuando ven al [email protected], los ejemplos más visibles Joaquín Díaz Mena, quien fuera candidato a Gobernador, y Verónica Camino, su candidata a la alcaldía de Mérida, ambos, quedaron en tercera posición.

El arribo del ex panista Raúl Paz Alonzo a Morena, movió el statu quo de ese partido que estaba comandado por el secretario general del Infonavit, Rogerio Castro, el delegado de Bienestar, Joaquín Díaz, y la senadora, Verónica Camino, quienes en los últimos días demostraron que, junto con el senador tabasqueño y delegado del CEN de Morena, Ovidio Peralta, son los que se repartían los cargos.

No es un secreto que la formación del Consejo Estatal y el nombramiento de Fernando Xacur, se realizaron con el acuerdo consensado de Rogerio, Joaquín y Verónica, quienes se dividieron a partes iguales el número de delegados, a cada uno le tocó impulsar a 16 consejeros, a los integrantes del grupo Tabasco que son el senador Ovidio y al delegado de gobernación, Andrés Peralta, les dieron derecho a impulsar a un consejero. En el caso de la conformación del CDE de Morena en Yucatán, la negociación fue que la presidencia se ocupara por el grupo de Rogerio Castro, imponiendo a la ex alcaldesa de Valladolid, Alpha Talavera, y como secretario general, al ex panista Omar Pérez, cuota de Joaquín Díaz.

A Ovidio solo le dieron una cuota para su prima Fanny Caraveo Peralta, encargada de los recursos financieros en Morena, la secretaria de organización nombró a Esaú Velázquez, quien es cuota de Verónica Camino. Y es que dejaron fuera a los diputados locales Alejandra Novelo y Rafael Echazarreta, quienes tienen diferencias con estos actores políticos, pero a la que sí impulsaron es a la legisladora local, Jazmín Villanueva, ahijada política de Rogerio.

Las diferencias entre los diputados locales de Morena han ocasionado que se formen dos grupos; el primero, encabezado por Alejandra Novelo y Rafael Echazarreta; y el segundo, integrado por Jazmín Villanueva y Rubí Bé Chan, ligadas a Rogerio Castro y Joaquín Díaz. El distanciamiento tiene origen en el nombramiento realizado por Ovidio Peralta para posicionar a Alejandra Novelo como coordinadora de la fracción parlamentaria de los morenos.

Existen acusaciones internas en Morena sobre la forma en que se manejan los grupos, se comenta que funcionarios del Infonavit, en horas de trabajo, operan para el proyecto del secretario general, Rogerio Castro, también se señala que, en la Delegación de Bienestar, sobre todo en la de adultos mayores, existen ciudadanos que no van a laborar y sólo están cobrando.

Actualmente, los diputados de Morena están divididos, la reforma electoral local es un tema que los confronta, ya que esta propuesta la avalan los legisladores guinda Novelo y Echazarreta, mientras que Jazmín Novelo está en contra, debido a que perjudica a sus aliados políticos del PRD, sobre todo a la familia Castillo que, en épocas del PRI, logró el control político en Umán.

Lo más leído

skeleton





skeleton