Zlatan Ibrahimovic cumple 35 años de 'Soberbia'

El delantero sueco celebra su cumpleaños en un momento de tensión en el United, tras los malos resultados en la Liga inglesa.

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp
Zlatan Ibrahimovic salvó al Manchester United, en el segundo partido de la Europa League, el pasado jueves. (Rui Vieira/AP)

Zlatan Ibrahimovic salvó al Manchester United, en el segundo partido de la Europa League, el pasado jueves. (Rui Vieira/AP)

Agencias
MANCHESTER.- Hace 35 años, en Malmo, Suecia, nació uno de los futbolistas más grandes del mundo que con el paso del tiempo se convirtió en el futbolista más querido del país sueco.

Es soberbio como cada uno de sus goles; un gigante sin límites. Emprende el vuelo a la inmortalidad con un balón como copiloto, y lo lanza a la gloria, al vacío, a un viaje sinfín.

El 14 de noviembre de 2012, el hombre irreverente de 1.94 metros despegó del piso para inaugurar el nuevo Estadio Nacional de Suecia que albergaba su primer encuentro; el rival era Inglaterra y al minuto 90 él sumaba tres anotaciones; faltaba el acto de magia para rendir al mundo a sus pies…

Una chilena a 25 metros de la portería que tomó destino de red y quedó atrapada de por vida en la memoria.


“90 minutos de futbol se han jugado hasta ahora en este estadio y puede que ya haya presenciado el mejor gol que se marque en sus porterías”, relató la crónica que publicó la página web de la UEFA.

Zlatan significa “de oro” en idioma bosnio, cuna de su padre; e Ibrahimovic se pronuncia con un tono altivo de quien no miente: “Yo me siento el número uno. Si piensas que eres el segundo, es el final”, declaró en alguna ocasión el de Malmo, Suecia.

La luz de los reflectores lo tuvo en reposo cuando decidió jugar para una Liga que le quedaba chica, la francesa.

Triunfos y títulos

Acostumbrado a triunfar y ganar títulos en cada escala realizada: Ajax, Juventus, Inter, Barcelona y Milán, la aventura en París lo convirtió en el máximo referente de su equipo y de la competencia.

Hace un par de meses llegó a la Premier League, un destino pendiente, y aunque el Manchester United ha tenido titubeos, a sus 35 años Zlatan siempre sabe cómo brillar.

“Es mejor cambiar que seguir en un mismo equipo demasiado tiempo, porque cambiando se aprende y un gran jugador debe demostrar que es determinante en más clubes. Para rendir al máximo hacen falta motivaciones. En tu casa siempre es fácil parecer fuerte”, dijo cuando se le cuestionó su escaso arraigo a una entidad.

Es futbolista, cinta negra en taekwondo, publicó una polémica autobiografía, su esposa es una guapa modelo, tiene dos hijos varones que no desea que sean jugadores, pues “quiero ser el mejor de la familia”…

Es sublime, altanero, maravilloso, una chilena, un recorte, un gol histórico, una declaración, un ganador…

No comulga con las adulaciones; es más, odiaría este texto…

“Las críticas son algo que me motiva, porque cuando leo algo positivo acerca de mí no me da ninguna emoción, es fácil de leer. Tú debes leer cuando alguien te está criticando, porque te motiva a querer salir mañana al campo y hacer lo contrario. Eso es algo que todavía me pasa”.

‘Ibra’ es amante de los tatuajes y uno de ellos tiene la leyenda: “sólo Dios puede juzgarme”… Soberbio, como su último gol.

(Con información de ESPN  deportes)

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.