Miércoles, 7 de Diciembre del 2016

Alejandro Sanz deleita con romanticismo al público yucateco (video)

El cantante español se presentó anoche, ante un lleno espectacular en el recinto del Coliseo Yucatán.

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp
El cantautor español interpretó todos su éxitos por más de una hora y media, ante un recinto lleno de fans.(José Acosta/Milenio Novedades)

El cantautor español interpretó todos su éxitos por más de una hora y media, ante un recinto lleno de fans.(José Acosta/Milenio Novedades)

Joel González/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- Entre miles de gritos de sus fans el cantante español Alejandro Sanz salió anoche al escenario del Coliseo Yucatán para complacer durante más de hora y media al público, cantando los temas que se han guardado en la memoria de todos los hispanoparlantes y que lo han llevado a ser un referente de la música en español.

Ataviado con su peculiar estilo relajado, vistiendo pantalón marrón, camisa negra y chaleco gris, el músico salió al escenario con el tema Deja que te bese, a dueto con Marc Anthony mediante el uso de la tecnología, que permitió que el boricua se viera en las pantallas gigantes.

Desde el primer momento, con su aire gitano interpretó un primer bloque de canciones rítmicas que los miles de fans, que llenaron el recinto, acompañaron con su palmas, entonando Quisiera ser y Desde Cuando.


El clímax del concierto se dio con la interpretación de la canción Corazón Partío por parte del español, uno de los temas emblemáticos del compositor y favoritos del público latinoamericano, el cual convirtió a la asistencia en un coro monumental que se sumó a las coristas del cantante y que al final se llevó aplausos por un par de minutos.

Con la forma sencilla que lo ha caracterizado, el cantautor comentó estar contento en una tierra que lo hace sentirse muy cómodo y que le resultó muy especial, ya que con la presentación de anoche cerró su gira Sirope Vivo, en México. “Disfruten su noche”, exclamó.

El espectáculo continuó con el tema No compares, seguido de La música no se toca; posteriormente, en medio de una serie de proyecciones en tercera dimensión, que fueron acompañadas de triángulos blancos que subían y bajaban en los costados del escenario, el ibérico cantó un popurrí romántico que incluyó canciones icónicas como Amiga mía, Mi soledad y yo, Y si fuera ella, que llenó de suspiros el ambiente.

Momentos después, ya con la emoción y la euforia a flor de piel, el artista se colocó sus gafas oscuras para cantar Zombie a la intemperie, un pequeño respiro que sirvió al respetable sólo para tomar aire, ya que enseguida corearon a todo pulmón No es lo mismo, Paradise, Labana  y Camino de rosas.

En otra de su intervenciones, Alejandro Sanz señaló que el concierto también fue dedicado a la memoria de compositores importantes, recientemente desaparecidos como Juan Gabriel, y su entrañable amigo Paco.

Otro gran momento de la noche fue cuando Sanz  se puso al piano para interpretar con el instrumento los temas Lo ves, A que no me dejas y Capitán tapón. Sobre el final de la velada complació a los yucatecos, ya que no podía irse sin cantar Viviendo de prisa y Pisando fuerte, con lo que cayó el telón y sobrevino la ovación final. 

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.