Martes, 27 de Septiembre del 2016

El extraño experimento en el que está basado Stranger Things

El personaje Eleven es uno de los más enigmáticos en la serie, y tiene un fundamento bastante interesante.

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp
En <i>Stranger Things</i>, Eleven fue arrebatada de su madre desde que nació y sometida a diversas dinámicas de entrenamiento lideradas por el doctor Martin Brenner. (Excelsior)

En Stranger Things, Eleven fue arrebatada de su madre desde que nació y sometida a diversas dinámicas de entrenamiento lideradas por el doctor Martin Brenner. (Excelsior)

Agencias
CIUDAD DE MÉXICO.- Independientemente de que te haya gustado o no Stranger Things, estarás de acuerdo con que el personaje Eleven, interpretada por la joven Millie Bobby Brown, es por mucho el gran atractivo de la serie fenómeno de Netflix.

Eleven es una chica que fue sujeto de diversos experimentos cuyo objetivo era explotar sus habilidades telequinéticas para fines más allá de nuestras barreras dimensionales, el tipo de personaje estereotípico de argumentos sci-fi/ horror. Gran propuesta ficticia, ¿cierto?

No precisamente. 

Según el argumento de la serie, Eleven fue arrebatada de su madre desde que nació y sometida a diversas dinámicas de entrenamiento lideradas por el doctor Martin Brenner, lo cual está basado en un verdadero programa de la CIA llamado Project MKUltra, lanzado en 1953 y que contó con científicos nazis.


 

La idea con Project MKUltra era probar técnicas de control mental como una alternativa de obtención de información secreta de enemigos capturados, así como la creación de agentes que hicieran absolutamente todo lo que se les indicara.

Los sujetos de prueba eran sometidos sin su consentimiento a todo tipo de torturas experimentales, como privación total de los sentidos, hipnosis, abuso sexual y el suministro de drogas de alteración mental para causar daño temporal al cerebro, inhabilidades físicas y envejecimiento aumentado o reducido.

Casi todos los documentos clasificados del programa fueron destruidos en 1973, dos años previos a su divulgación pública, pero algunos se obtuvieron directamente del ala canadiense y de ellos pudo constatarse que los sujetos de prueba perdían noción de su identidad misma, como consecuencia de los comas inducidos y uso extensivo de LSD de los que eran objeto.

Posterior a la cancelación de Project MKUltra, su cabeza, el Dr. Sidney Gottlieb, declaró que las dos décadas que duró sirvieron para nada, exhibiendo que los más de diez millones de dólares destinados a este fueron un desperdicio.

No hay señales de que Project MKUltra continúe activo, sin embargo a la CIA se le atribuye la creación contante de programas inhumanos producto de paranoia gubernamental y disposición de presupuestos. Quizá en este momento esté teniendo lugar el nuevo Project MKUltra o algo similar al programa Treadstone de la saga.

(Información de Excelsior) 

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.