Martes, 6 de Diciembre del 2016

Asesinatos disminuyeron más del 40% en Guerrero: Fiscal

Ignacio Olea atribuyó las últimas alzas de violencia en Chilpancingo a un grupo criminal ya detenido en días pasados.

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp
El fiscal de Guerrero afirma que el turista que llega a Acapulco "no ve la violencia e inseguridad" porque solo en algunas colonias hay más incidencia delictiva. (Archivo/Notimex)

El fiscal de Guerrero afirma que el turista que llega a Acapulco "no ve la violencia e inseguridad" porque solo en algunas colonias hay más incidencia delictiva. (Archivo/Notimex)

Agencias
CIUDAD DE MÉXICO.- El fiscal de Guerrero, Javier Ignacio Olea, aseguró que los asesinatos en el estado ‘han disminuido en más del 40 por ciento’, además de que ‘el mes pasado fue excelente para la entidad.

En entrevista con Adela Micha para Grupo Imagen Multimedia, el funcionario afirmó que "resolvimos el caso de los dos jóvenes normalistas asesinados” en Chilpancingo “en cuatro días: logramos la detención de cinco sujetos; faltan dos, pero los encontraremos en pocos días. Son, en principio, delincuentes comunes”,

Ignacio Olea mencionó que los involucrados no pertenecen al crimen organizado, pero admitió que tampoco puede afirmar que los delincuentes pertenecieran a "Los Rojos”, pero aclaró estar convencido de que son ajenos a una célula delictiva mayor.

Argumentó su dicho en que las armas con las que actuaban los presuntos asesinos son de calibre de muy baja intensidad comparadas con las que utilizan los integrantes de cárteles de la droga, que son “mucho más potentes y grandes”.


Reiteró que se trata de un grupo dedicado a la delincuencia común, el robo y la extorsión y que, desafortunadamente, en ocasiones se dedican a matar.

Los calibres encontrados se relacionan con el asesinato de un juez y asaltos en tiendas de conveniencia, precisó Ignacio Olea, quien comentó que “el juez estaba en un "restaunrantillo" y le dispararon. Pericialmente coinciden las armas y, con el caso de los normalistas, recalcó.

Atribuyó a los detenidos las últimas alzas de violencia registradas en Chilpancingo y alrededores, ya que, insistió, "los asesinatos han disminuido en más del 40 por ciento".

Reconoció que la tarea de erradicar la violencia en la zona es difícil porque Chilpancingo es un territorio para el trasiego de amapola, "pero hemos puesto atención y tratamos de bajar los índices de asesinatos.

"Tengo órdenes del gobernado de disminuir la violencia… aunque no tengamos el presupuesto necesario", lamentó.

Ante el cuestionamiento de que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) indicó en reportes publicados que los habitantes de Acapulco son los que más inseguros se sienten en su localidad, arguyó:

"Acapulco está muy bonito, tranquilo, bastante bien; hay días en que se nos disparan algunos homicidios; pero pasan tres o cuatro días sin homicidios, o uno” a lo más. Si lo calculamos por cada 100 mil habitantes, bajamos la incidencia "importantemente (sic)".

Señaló que esa violencia e inseguridad "el turista no la ve (ya que)los que vienen a Acapulco no pasan por esos lugares". Las colonias con más incidencia delictiva son Progreso y Zapata, acotó.

Finalmente, el funcionario exhortó a la periodista Adela Micha a visitar Acapulco, que gozó de una época dorada en las décadas de los 60 al 80, con la coloquial frase de “¡no le saque!”

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.