El ascenso y caída de 'La Señora'

Clara Elena Laborín Archuleta, quien era la líder del cártel de los Beltrán Leyva, era considerada como uno de los 50 objetivos prioritarios de las autoridades.

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp
La detención de Clara Elena Laborín Archuleta es un revés más para la agrupación delictiva, duramente golpeada por el Gobierno mexicano desde 2010. (angro.info)

La detención de Clara Elena Laborín Archuleta es un revés más para la agrupación delictiva, duramente golpeada por el Gobierno mexicano desde 2010. (angro.info)

EFE
CIUDAD DE MÉXICO.- La historia de la recién detenida Clara Elena Laborín Archuleta se asemeja a tantas otras de ascenso y caída en el mundo del narcotráfico, pero pocas mujeres consiguieron alcanzar una posición como la suya: cabeza del cártel de los Beltrán Leyva.

Laborín, esposa del capo mexicano Héctor Beltrán Leyva, quedó al frente del cártel tras la detención de su marido en octubre de 2014, afirmaron a Efe fuentes del gabinete de seguridad.

El martes, la Policía Federal anunció su detención en Sonora junto con su principal colaborador y hombre de confianza, al que se identificó como Alan “N”.

Conocida como La Señora, era considerada como uno de los 50 objetivos prioritarios de la Estrategia de Seguridad en Guerrero.


Laborín nació el 19 febrero de 1964 en Agua Prieta, Sonora, según los datos de la Oficina de Control de Bienes Extranjeros del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, en cuyas listas fue añadida en 2009.

Según las autoridades mexicanas, desde su natal Sonora (concretamente el municipio de Hermosillo) coordinaba las actividades delictivas del grupo criminal, considerado uno de los principales actores en el agitado panorama de violencia que se vive en el turístico municipio de Acapulco (Guerrero).

Antes de llegar a la cumbre del cártel, Laborín fue Miss Sonora y en la década de 1990 tuvo alianzas con Guillermo Francisco “Memo” Ocaña, detenido en 2010 por lavado de dinero. De esta forma, los Beltrán Leyva consiguieron infiltrarse en el mundo de los espectáculos.

La Señora saltó a los medios de comunicación en 2010 a raíz de su secuestro por un grupo armado.

Fue liberada poco después, atada de pies y manos y con el rostro cubierto, y junto a ella los responsables dejaron un mensaje: “Nosotros te vamos a enseñar a ser hombre y respetar a la familia, asesino de niños Héctor Beltrán Leyva, aquí está tu esposa por quien no quisiste responder”.

Laborín aparece en los archivos de la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía) desde 2005.

En dicho año, la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido) ordenó decomisar los bienes de uno de sus inmuebles, ubicado en el central Estado de México y bajo la sospecha de estar vinculado a las actividades de los Beltrán Leyva.

El cartel de los Beltrán Leyva surgió en 2008 de una escisión del cártel de Sinaloa tras el arresto de Alfredo “el Mochomo” Beltrán Leyva, debido a lo que fue considerado una traición de Joaquín “el Chapo” Guzmán, actualmente preso en la fronteriza Ciudad Juárez.

La detención de Laborín es un revés más para la agrupación delictiva, duramente golpeada por el Gobierno mexicano desde 2010. Tanto que, en la actualidad, se puede decir que está “pulverizado” y que prácticamente “no existe como tal”, señaló a Efe el experto José Reveles.

Y es que sus líderes “están totalmente liquidados, unos presos, otros muertos y otros extraditados”, consideró.

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.