Miércoles, 28 de Septiembre del 2016

Caso Aramburuzabala-López Dóriga, archivado por la PGJ

De acuerdo con las autoridades no hubo extorsión por parte de Teresa Pérez, la esposa de Joaquín López-Dóriga, en el llamado ‘caso Abilia’

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp
María Asunción Aramburuzabala es  heredera y accionista del imperio cervecero Grupo Modelo, además de ser la presidenta de la inmobiliaria Abilia y la mujer más rica de México. (skyscrapercity.com)

María Asunción Aramburuzabala es heredera y accionista del imperio cervecero Grupo Modelo, además de ser la presidenta de la inmobiliaria Abilia y la mujer más rica de México. (skyscrapercity.com)

Agencias
CIUDAD DE MÉXICO.- La Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México dio carpetazo a la investigación contra Teresa Pérez, la esposa del periodista más famoso del país, Joaquín López-Dóriga, por una presunta extorsión a la inmobiliaria Abilia, informó este jueves el periódico capitalino Reforma. 

La denuncia había sido presentada por María Asunción Aramburuzabala, la presidenta de la constructora y la mujer más rica del país. La querella legal, conocido en la prensa local como el caso Abilia, se hizo eco en los medios mexicanos porque enfrentó dos sectores tradicionalmente poderosos —los empresarios y la televisión—.

Aramburuzabala, heredera y accionista del imperio cervecero Grupo Modelo, acusó en agosto del año pasado a un grupo de vecinos de exigirle dinero para poder construir un complejo en el barrio de Polanco, uno de los más exclusivos de la capital. 

La empresaria filtró una grabación a Reforma en la que aparecía Romo, a quien acusó de utilizar la influencia de su marido para intimidar a quienes se oponen a sus intereses. 


En el video, el abogado de la asociación vecinal solicitaba cinco millones de dólares pedía a su contraparte de Abilia. 

“Niego rotundamente la dolosa implicación de Reforma: No he “litigado” el problema vecinal con el negocio de la señora Aramburuzabala”, aseguró López-Dóriga en su cuenta de Twitter.

La fiscalía acordó que no se emprendiera acciones legales contra Romo, a cambio de que ella no presentara un recurso de lesividad, es decir, que tome acciones legales contra el proyecto de la constructora porque afecta el interés público o de la asociación de vecinos, informa el diario citando documentos ministeriales.

Las autoridades argumentaron que el dinero pedido fue una propuesta de conciliación y no un intento de extorsión para que se construyera el proyecto de Abilia en la calle de Rubén Darío, 225.

La conclusión fue que no hubo coerción ni intimidación en la razón del litigio y que no se tomarían acciones penales contra la esposa de López-Dóriga. La defensa de Aramburuzabala anunció que se amparará tras la decisión del tribunal de archivar la averiguación.

(Con información de internacional.elpais.com)

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.