Secuestran a un sacerdote en Michoacán

Fue con un joven de 16 años cuando el padre José Alfredo López Guillén fue visto por última vez.

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp
La Iglesia católica michoacana pide que se respete la vida del sacerdote que fue secuestrado en la comunidad de Janamuato, en el municipio de Piruándiro. (Arquidiócesis de Morelia)

La Iglesia católica michoacana pide que se respete la vida del sacerdote que fue secuestrado en la comunidad de Janamuato, en el municipio de Piruándiro. (Arquidiócesis de Morelia)

Agencias
CIUDAD DE MÉXICO.- Dirigentes de la Iglesia católica pidieron el jueves el respeto a la vida de un sacerdote que fue secuestrado de la residencia de su parroquia un día después de que otros dos sacerdotes fueron asesinados.

El padre José Alfredo López Guillén fue secuestrado el lunes de su residencia pastoral en el poblado rural de Janamuato, en Michoacán, señaló la arquidiócesis de Morelia. Indicó que fue secuestrado el jueves después de que su residencia fue robada.

En el comunicado, la arquidiócesis afirma: "Pedimos a Dios que se respete su integridad, que respeten su vida".

En tanto, el gobernador de Michoacán indicó que se rastrea un teléfono celular para localizar al sacerdote.


"Afortunadamente se llevaron un teléfono y ese es el que nos está acercando (al sacerdote) y espero pronto tener los resultados", dijo el mandatario.
Actuación inmediata

Hoy el arzobispo Alfredo Suárez Inda dio a conocer en un video, publicado en la página de la Arquidiócesis de Morelia, que el lunes pasado el sacerdote José Alfredo López Guillén fue sacado de la iglesia de la comunidad de Janamuato, en Puruándiro. Señaló que al cura le robaron objetos y su vehículo.

Aureoles explicó que el sacerdote fue visto por última vez con un joven de unos 16 años, pidieron de comer y después ambos desaparecieron.

"La única referencia adicional es que el lunes el párroco de referencia se encontraba con un joven de sexo masculino de aproximadamente 16 años de edad, mandaron traer comida, pidió comida, tortas, refrescos y algunas cosas ahí de consumo y después de eso ya no se volvió a saber de ellos", dijo.

Indicó que ayer, dos días después de la desaparición, se hizo la denuncia, "estamos actuando de inmediato".

Precisó que hasta ayer hicieron la denuncia de la desaparición del clérigo, "y eso le complica a la autoridad porque si no se tiene la denuncia, y no es justificación, no puedes saber que fue lo que pasó", dijo.

***

Los dos ataques a curas han suscitado preocupación, a pesar de que en el otro caso los procuradores de justicia del estado de Veracruz, dijeron que los dos sacerdotes secuestrados y asesinados el domingo conocían a sus atacantes y habían estado ingiriendo bebidas alcohólicas con ellos. 

En ese caso también se sospecha que el robo fue el móvil del ataque.

(Con información de The Associated Press y Milenio)

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.