Miércoles, 28 de Septiembre del 2016

Ex presidente de Israel se encuentra en coma inducido

Shimon Peres, quien es considerado el último lazo sobreviviente a los fundadores del estado, fue diagnosticado con una apoplejía.

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp
El expresidente israelí Shimon Peres fue hospitalizado este año en dos ocasiones por problemas de corazón. (AP/Dan Balilty)

El expresidente israelí Shimon Peres fue hospitalizado este año en dos ocasiones por problemas de corazón. (AP/Dan Balilty)

Agencias
JERUSALÉN, Israel.- El expresidente israelí Shimon Peres se encuentra "en condición seria pero estable" tras sufrir una apoplejía, indicaron el miércoles los médicos que le atienden. En Israel hubo muestras de apoyo y plegarias por el estatista de 93 años, ganador del Nobel de la Paz.

Peres está en coma inducido para que pueda descansar tras sufrir una hemorragia significativa en el cerebro, indicó el doctor Yitzhak Kreiss, director del Centro Médico Sheba, cerca de Tel Aviv.

Peres fue trasladado rápidamente al hospital tras encontrarse mal y ahí se le diagnosticó una apoplejía. El expresidente sería trasladado a una unidad de cuidados intensivos de neurocirugía donde se seguirá su evolución, indicó Kreiss.

De acuerdo con The Associated Press, la prensa local informó que Radi Valden, yerno de Peres y su médico personal, se mostró optimista y dijo que Peres respondía cuando se le hablaba incluso apretaba la mano cuando se le pedía antes del coma.


"Nos alegra señalar que respondía cuando se rebajó un poco la sedación", dijo. "Nos mantendremos muy cerca de él durante y el día esperemos que la próxima vez que se rebaje la sedación podamos comunicarnos con él".

En breve entrevista telefónica con reporteros, Walden dijo que Peres sufrió un derrame del lado izquierdo del cerebro y está sedado y conectado a un respirador. Sin embargo dio un panorama optimista dado que sus parámetros físicos están estables y sus pruebas sanguíneas salieron bien.

Se le considera como el anciano estatista de la política israelí, uno de los símbolos más admirados del país y el último lazo sobreviviente a los fundadores del estado.

Fungió en prácticamente todos los cargos mayores de la política israelí durante sus siete décadas de carrera, incluyendo tres mandatos como primer ministro, además de canciller y ministro de finanzas.

Se ha mantenido activo desde que dejó la presidencia en 2014 luego de completar un periodo de siete años. El martes temprano había subido un video a su cuenta de Facebook en el que animaba al público a comprar productos locales. En el video Peres se ve un poco cansado pero está alerta y coherente.

Se sabe que el expresidente lleva un estilo de vida saludable y se enorgullece desde hace tiempo por su longevidad y energía.

Este año fue hospitalizado en dos ocasiones por problemas de corazón pero recibió el alta con rapidez. La semana pasada recibió un marcapasos, indicó su oficina.

Peres, que durante muchos años fue una figura muy divisiva en la política israelí, se convirtió finalmente en una de las figuras públicas más populares en sus últimos años.

"A los ojos de su pueblo dejó de ser un político. Se convirtió en una figura histórica, más grande que la política, más grande que los asuntos cotidianos, una figura en su propia liga", escribió Nachum Barnea, columnista de Yediot Ahronot.

Al conocerse las noticias sobre su apoplejía, Peres recibió buenos deseos de amigos y enemigos políticos por igual.

El primer ministro, Benjamin Netanyahu, que derrotó a Peres en 1996 para alcanzar el cargo, llamó al hospital para interesarse por su estado y escribió un mensaje en Facebook para desearle una pronta recuperación.

 

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.