Se repite el milagro de San Genaro en Nápoles (video)

Todos los 19 de septiembre, en la Catedral de Nápoles, se licúa la sangre solidificada del santo. Hoy volvió a ocurrir.

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp
El anuncio de la licuefacción de la sangre sucedió a las 10:38 hora local, por el cardenal Crescenzio Sepe. (ANSA)

El anuncio de la licuefacción de la sangre sucedió a las 10:38 hora local, por el cardenal Crescenzio Sepe. (ANSA)

Agencias
NÁPOLES, Italia.- El prodigio del milagro de San Genaro se repitió hoy en Nápoles. El anuncio de la licuefacción de la sangre, fue dado a las 10:38 hora loca, por el cardenal Crescenzio Sepe.

El evento fue recibido con un largo aplauso por los fieles que llenaron la Catedral de Nápoles desde las primeras horas de la mañana, según publicó el sitio web de losandes.com.ar

La repetición del milagro se interpreta como un buen auspicio para la ciudad de Nápoles y toda la región de Campania

El milagro se produce tres veces: el 19 de septiembre, precisamente el día de San Gennaro, en el sábado que precede al primer domingo de mayo, y en diciembre


El hecho, que según la tradición se produce desde hace 400 años, es considerado por la Iglesia un “prodigio”

Ese día, un sacerdote expone en el altar frente a una urna que contiene la cabeza del santo, una ampolla del tamaño aproximado de una pera que contiene su sangre solidificada.

Los presentes empiezan a rezar y la sangre, normalmente sólida y de color negruzco, se vuelve líquida y rojiza y aumenta su volumen.

A veces se suelen producir licuaciones en visitas de algunos Papas de la Iglesia católica.

El sábado 25 de julio de 2015 durante la visita a Nápoles del Papa Francisco, al besar este la ampolla que contiene la sangre, esta se licuó.

El cardenal napolitano Crescenzio Sepe calificó el hecho de milagro y que la licuación era "la señal de que San Jenaro ama a Francisco".

La anterior vez que la sangre de San Jenaro se licuó delante de un Papa fue en el año 1848 delante de Pío IX, quien acudió a Nápoles tras huir de Roma debido a una revuelta popular.

Otros casos de licuefacción de sangre son los de san Chárbel Makhlouf en el Líbano y san Pantaleón en el Real Monasterio de la Encarnación de Madrid en España.

 

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.