25 de Mayo de 2017

Riviera Maya

Renzo salió al parque a jugar, y ya no regresó: fue envenenado

En una semana se han encontrado muertos a ocho perros en Cozumel.

Gustavo Villegas/SIPSE
COZUMEL, Q. Roo.- En un lapso de ocho días, igual número de perros han aparecido muertos por envenenamiento en la colonia San Miguel Uno, una de las más pobladas de la ciudad. La mañana del martes, los dos últimos canes fueron hallados por sus dueños y, hasta el momento, se desconoce quiénes pudieran ser los responsables.

Los propietarios de ambas mascotas manifestaron su preocupación y pidieron a las autoridades investigar estos casos de crueldad contra los animales.

El último reporte de estas muertes provocadas a las mascotas, se dio la mañana del martes en el Parque del Álamo en la colonia San Miguel Uno. Renzo, un perro criollo, salió al parque a jugar como era su costumbre, pues su dueño, Rigoberto, acostumbraba a liberarlo para que tuviera actividad física.

También te puede interesar: Perros de Playa, mueren por ¡envenenamiento! 

Minutos después, los vecinos le dieron aviso de que Renzo se convulsionaba en un área verde del parque. Su dueño no tuvo más remedio que aceptar la muerte de su mascota mientras los vecinos que se acercaron para prestar apoyo, manifestaron que no es el primer animal que aparece muerto.

Incluso, se lanzaron acusaciones contra el personal del Centro de Control Animal de la isla, quienes han sido vistos en el vehículo de esta área del Ayuntamiento haciendo rondines y, minutos después se detecta a los animales sacrificados.

Un síntoma del avennenamiento, son los movimientos involuntarios y la salivación, explicó Víctor Manuel Amador Ruiz, médico veterinario propietario de la clínica Pets Shop en la 65 avenida.

Comentó que esto se debe a que el sistema neurológico del los animales se ve afectado y que, dependiendo del veneno utilizado, los órganos internos pueden presentar ulceras; esto sin tomar en cuenta zonas de la piel en la que se puede presentar estallamiento y un aumento en la temperatura corporal. "Un animal envenenado sufre una muerte muy cruel", concluyó.

Otra mascota murió 

Sin embargo, Renzo no fue el único perro sacrificado ese día, Jackson corrió la misma suerte y esto afectó a su dueño hasta las lágrimas. El animal fue encontrado a una cuadra del parque de la Concha, en la misma colonia San Miguel, con síntomas similares al primero. Junto a su esposa, lloraron por la muerte del animal que consideraban miembro de la familia y guardián de sus dos hijos pequeños.

Mientras se lamentaba por la muerte de su can, lo cubrió con una toalla en la que lo envolvió para trasladarlo hasta su domicilio.

"Lo voy a llevar a su casa. Lo voy enterrar en el patio. Es su casa y no voy a dejarlo tirado en la calle".

Al cuestionarlo sobre qué pensaba hacer con él, el joven solo alcanzó a responder: "Lo voy a llevar a su casa. Lo voy enterrar en el patio. Es su casa y no voy a dejarlo tirado en la calle".

Hasta el cierre de esta edición, se desconocen si las autoridades tomarán cartas en el asunto, ya que no se pudo tener acceso al personal que labora en el Centro del Control Animal de Cozumel.

Ambas personas manifestaron que sus perros no eran callejeros y que sin bien, salían de sus casas, regresaban todos los días pues les brindaban alimento, atención médica y abrigo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios