20 de Agosto de 2017

Chetumal

Niños hiperactivos, ¿potenciales delincuentes?

Estudios revelan que un joven de 14 años con Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) puede robar un auto en menos de un minuto.

El TDAH es un trastorno neurosicológico se puede corregir con medicamentos y psicoterapia. (Redacción/SIPSE)
El TDAH es un trastorno neurosicológico se puede corregir con medicamentos y psicoterapia. (Redacción/SIPSE)
Compartir en Facebook Niños hiperactivos, ¿potenciales delincuentes?Compartir en Twiiter Niños hiperactivos, ¿potenciales delincuentes?
Paloma Wong/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- La enorme habilidad que tienen los niños que padecen algún Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH), y no son tratados a tiempo, los “inclina” a actividades ilegales y son proclives a ser reclutados por la delincuencia organizada; estudios revelan que un joven de 14 años con este padecimiento puede robar un auto en menos de un minuto.

El TDAH es un trastorno neurosicológico, algunas veces hereditario. No es un problema de educación ni de disciplina del niño. Es un problema a nivel de los neurotransmisores cerebrales que se corrigen con medicamentos y psicoterapia.

La presidenta de la Asociación Mexicana por el Déficit de Atención, Hiperactividad y Trastornos Asociados, Adriana Pérez De Legaspi, mencionó que en ocasiones los maestros desconocen este problema, pero empiezan a tomar una actitud discriminadora a la primera oportunidad, sin detectar que probablemente los niños padecen un trastorno neurobiológico de sustento poligenético. 

“Muchas veces se piensa que los niños son traviesos por naturaleza o que son cabeza dura para los estudios, cuando en realidad podrían estar padeciendo TDAH, que puede presentarse con o sin hiperactividad”, comentó.

No obstante, cuando estos niños se convierten en jóvenes y no llevan un tratamiento, una cifra importante de ellos deja de estudiar y por ende, no logran obtener un trabajo. Entonces al no tener una actividad son blanco fácil para la delincuencia organizada, en sus diferentes modalidades. 

“La carencia de detección y diagnóstico tiene consecuencias nefastas, brutales, no solamente para el paciente, sino que también para la sociedad. Una catedrática de la UNAM reveló que cifras cercanas al 80 por ciento de los delincuentes encarcelados más importantes del país, hablando de asesinos seriales, delincuentes, y secuestradores, son pacientes con TDAH no detectado”, puntualizó. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios