Definiciones

Una gran inmensidad de cosas y conceptos son definidos por cada uno de manera diferente.

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp

Un metro es la distancia que recorre la luz en el vacío, en un intervalo de 1/299 792 458 partes de un segundo. Esta definición de metro (que por cierto es la cuarta en la historia) está vigente desde 1983 cuando fue adoptada durante la 17ª Conferencia General de la Oficina Internacional de Pesos y Medidas con sede en Sèvres, suburbio de París. La precisión de esta definición es treinta veces superior a la del prototipo de 1960, que, si me prometes no reírte, te diré que se definía así: 1,650,763.73 veces la longitud de onda en el vacío de la radiación naranja del átomo del Kriptón 86.

Existen en este mundo convulso unas cuantas cosas o conceptos que, como la unidad de medida llamada metro, poseen una definición precisa y universalmente aceptada, propuesta por un organismo autónomo y reconocido después de una consulta y acuerdo entre expertos, que no admite subjetivismo alguno ni depende de las opiniones, valores y tradiciones de cada persona. Lamentablemente, o afortunadamente (según como se mire), no todo es así, una gran inmensidad de cosas y conceptos son definidos por cada uno de manera diferente. Incluso los diccionarios pueden ayudar un poco y hay unos más reconocidos que otros, pero no constituyen verdades absolutas que todo mundo acepte.

Así, el Diccionario de la Real Academia Española ofrece 5 definiciones de la palabra matrimonio, de las cuales comentaré las primeras dos: 1. Unión de hombre y mujer, concertada mediante ciertos ritos o formalidades legales, para establecer y mantener una comunidad de vida e intereses, y 2. En determinadas legislaciones, unión de dos personas del mismo sexo, concertada mediante ciertos ritos o formalidades legales, para establecer y mantener una comunidad de vida e intereses.

Estas dos versiones de la definición dividen a la sociedad, mientras se debaten públicamente ciertas modificaciones a la Constitución y a nuestras leyes que afectan esta definición. Y digo que es un asunto de definiciones aunque de repente se habla de derechos, ya que, en mi humilde opinión, jamás se ha negado el derecho a ninguna persona a contraer matrimonio, simplemente existen algunas personas que, bajo la definición que muchos aceptamos de la palabra matrimonio, no desean, por su misma preferencia que libremente han elegido y defienden, contraer matrimonio. Lo que desean es que todos aceptemos, y eso lo veo casi tan difícil como entender la definición de metro, una nueva definición de matrimonio, ya que bajo esa nueva definición ahora sí estarían interesados en celebrar dicho contrato de carácter civil.

Celebro que se debata cualquier tema con argumentos, rechazo las ofensas y descalificaciones. Celebro que quien desee participar en una marcha goce de las garantías suficientes para hacerlo en libertad y con seguridad. Creo que sólo hay dos géneros: hombre y mujer, y también que éste lo da la naturaleza. El respeto a la persona humana, cualesquiera que sean sus preferencias, es indispensable para una vida armoniosa.

Raúl Asís Monforte González
Ingeniero civil con amplia trayectoria empresarial.
Ver más de Raúl Asís Monforte González

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.