19 de Agosto de 2017

Opinión

El valle de El Lloradero en Chihuahua

De cómo los rarámuris resolvieron un problema con los apaches y evitaron la violencia en su tierra.

Compartir en Facebook El valle de El Lloradero en ChihuahuaCompartir en Twiiter El valle de El Lloradero en Chihuahua
Según Guillermo Murray, los rarámuris vivían en tres zonas: La Tarahumara Inferior, al norte de Durango; la Alta Tarahumara, en la región central de Chihuahua, y la Tarahumara Montañosa, en la zona abrupta del mismo Estado. Allí hay un valle conocido como El Lloradero.

La tradición oral consigna que, en un periodo de la historia de los rarámuris de la zona montañosa, llegaron grupos de  apaches pertenecientes al pueblo vecino del norte. Poco después, empezaron los robos de ganado y los hechos de violencia. Entonces los líderes de los tarahumaras, como también se conoce a los rarámuris, invitaron a los jefes apaches a una reunión para resolver el problema. 

Como es costumbre, los rarámuris, prepararon una bebida tradicional llamada tesgüino, que tomarían mientras trataban los asuntos que les estaban afectando. 

El tiempo pasaba y no se llegaba a un acuerdo. Sin embargo, los rarámuris ya habían calculado que esto podría suceder. Por ello, prepararon el tesgüino con una combinación de hierbas soporíferas y no pasó mucho tiempo cuando los apaches fueron vencidos por el sueño.

Una vez que ya los apaches estaban dormidos, los tarahumaras los llevaron a una cueva cercana del valle en el que vivían. Después de depositarlos dentro de la cavidad, taparon la entrada con un grueso muro de piedras y lodo. 

Cuando los apaches despertaron empezaron a pedir a gritos que los liberaran. Los  tarahumaras que estaban vigilándolos les preguntaban si se iban a portar bien. Los apaches no respondieron.

Al día siguiente los prisioneros, desesperados, imploraban que los sacaran del encierro, y tal era su pesar que lloraban muy fuerte por su libertad. Les volvieron a preguntar si se iban a portar bien y respondieron que sí.

Pero los rarámuris no quisieron ceder fácilmente, pues desconfiaban de ellos. Así que dejaron pasar tres días y después los liberaron. Desde eso, los apaches ya no volvieron a pelear con los rarámuris. Así fue como esa parte de las montañas fue llamada Narárachi, que significa “El Lloradero”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios