La campaña perdida

Una semana después de la llegada de Uber a Cancún...

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp

Una semana después de la llegada de Uber a Cancún, las cosas parecían haberse calmado gracias a la proverbial actitud mexicana “mejor pedir perdón que pedir permiso”, pero no es así: los taxistas a nivel peninsular se aprestan a movilizarse (eso sí, pacíficamente) en contra del servicio de transportación privada.

Dicen dentro y fuera de la web que los sindicatos de “martillos” darán batalla en un frente que tienen perdido desde hace muchísimo tiempo: las redes sociales. No está de más reconocer su valentía, pues si existe una agrupación con la imagen peor calificada en Quintana Roo, son precisamente los taxistas, gracias en buena parte al foro abierto de Facebook y Twitter, sin embargo, por la forma cómo “revivieron” sus cuentas en redes sociales, la intentona de los choferes augura en una enésima derrota.

En Facebook, la cuenta @TaxistasCancun tiene poca interacción con los usuarios respecto a los señalamientos y quejas sobre el servicio de los choferes o el estado de la unidades. Previo al estallido de caso Uber, la página mantenía un bajo perfil con anuncios de interés sindical y espacio limitado para la comunidad, situación que en sí misma no es mala, si su página sólo se emplea como medio informativo gremial. 

Ahora el “CM” sindical tiene afiladas las garras en contra de Uber y a diario publica notas, fotografías, videos y hasta memes sobre el asunto, obviamente con opiniones favorables a la visión del sindicato sobre cómo debe ser el transporte privado. Recalco: eso no es malo “per se”, sin embargo, si los taxistas desean dar batalla en las redes sociales, tienen muchísimo trabajo por delante, pues parecen olvidar que los usuarios no están en contra de los “martillos”, sino del servicio deficiente de años. 

Cierto, Uber desató los comentarios negativos (reales e inventados) contra los miembros del Frente Único de Trabajadores del Volante (FUTV), y en las redes sociales es casi imposible encontrar comentarios a favor de los “martillos” y sus unidades, pero esa actitud beligerante en contra del frente es, como se diría en términos de “CM”, orgánica; real, ganada a pulso por mañas y frases como “no me queda” o “para allá no voy”, tarifas alteradas, los vehículos realmente viejos e incómodos, o el sempiterno dolor de cabeza de los cancunenses: que los taxistas no levanten pasajeros en días de lluvia. 

La estrategia para ganar la batalla en redes sociales no funcionará si los “martillos” no logran la victoria en la vida real, en la “ruleteada” diaria. Si los líderes sindicales creen que lavarán su imagen en internet a base de publicaciones a modo, beligerancia pueril e ignorando a los usuarios, créanlo señores, no sólo seguirán en desventaja, sino que los van a hundir más en el oprobio. 

Cero y va uno 

La XV Legislatura del Congreso del estado, @CongresoQRoo, se anotó un valiosísimo punto a favor al permitir la transmisión vía internet de las comparecencias de los secretarios estatales, en especial tras el nefasto trabajo realizado por la XIV durante la aprobación de las “leyes mordaza”, en las que prácticamente “abandonaron” las redes sociales durante varias semanas, a fin (imagino) de hacerse los occisos a los reclamos de la sociedad. 
Aunque a fin de cuentas todos son “políticos”, no deja de ser grato que en Quintana Roo por fin se vislumbre un poco de transparencia en el Congreso local, considerado uno de los más opacos del país. Esperemos no sea esto una simple llamarada de petate. 

Neftalí Hernández
Columnista de Quintana Roo
@nefmex
Ver más de Neftalí Hernández

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.