Martes, 6 de Diciembre del 2016
David Ricardo Ojeda Correa
La magia de la vida

Miradas que desnudan

No conozco a una sola mujer que se haya enamorado de alguien que le tire los perros de una manera tan desagradable.

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp

La semana pasada acudí a un popular restaurante de taquitos con nombre oaxaqueño, donde escuché una sonora discusión, pues un joven reprendía a unos meseros por haber mirado a su pareja con “malos ojos”; a decir verdad, no es la primera ocasión en que en ese restaurante estas personas señalan a las consumidoras mientras las escanean, así que agradezco el vergonzoso rato que les hicieron pasar dejando en claro la palabra respeto. Estas miradas, algunas son de admiración a la belleza y otras de puro morbo, pero nunca deben de ser dirigidas hacia un cliente; también dejemos por sentado que para apreciar la belleza existen los museos y para el morbo… usa tu criterio.

Conozco a los hombres, soy uno de ellos, por eso imagino todo lo que llegan a pensar cuando miran de esa manera, prácticamente desnudan a la mujer con la vista, la acosan, algo que incluso va contra la ley civil. No falta tampoco aquella persona que con chiflidos y “piropos” trata de atraer la atención de una dama. ¿Es neta? Los silbidos no funcionan como varita mágica, no conozco a una sola mujer que se haya enamorado de alguien que le tire los perros de una manera tan desagradable. 

Me entristece ver que la caballerosidad se está perdiendo, son pocos los hombres capaces de abrir una puerta,  o siquiera tratar con respeto a una dama, incluso las nuevas ideologías opinan que la caballerosidad es parte del machismo y del rol de género que debemos de eliminar, aunque realmente un caballero es sinónimo de generosidad y servicio; la cuestión es también que las damas, mujeres distinguidas por su buena educación,  se están perdiendo dentro de “microfaldas” y coprolalias; así que mejor traduzcamos la caballerosidad en ese amor al prójimo y detengamos esas miradas que clavan irrespeto y corrompen nuestra armónica sociedad.

David Ricardo Ojeda Correa
Estudiante de Medicina en Universidad Anáhuac-Mayab. Cofundador de Yucatán 3.0 AC, que realiza escuela de ciudadanía y liderazgo en universidades. Premio Municipal de la Juventud 2013, categoría de Responsabilidad y Compromiso Social. Miembro del Círculo de Magos Mexicanos AC.
Ver más de David Ricardo Ojeda Correa

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.