Martes, 6 de Diciembre del 2016

El PSOE y la tierra viva

El pacto entre Podemos y el PSOE en Castilla-La Mancha se ha roto, entre otras razones, por 'la cantidad total de residuos de amianto existentes en el territorio'.

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp

En los últimos meses la política española ha llamado la atención de los analistas internacionales por lo que parece un fracaso del parlamentarismo. Su necesidad de dos elecciones, tras la aparición de nuevos partidos que rompieron el bipartidismo, y la posibilidad aún de unas terceras, asustan a quienes veían sensiblemente mejor el sistema parlamentario que el sistema presidencialista, al estilo estadunidense, como lo vivimos en México. Yo sigo pensando, sobre todo ante la bajísima popularidad y la multitud de errores del presidente Peña Nieto, que es preferible resolver las cosas en un parlamento que transitar por dos años más por un proyecto que no tiene dónde guarecerse.

Pero dejo esto para otra ocasión. Mi interés en lo ocurrido con el Partido Socialista Obrero Español radica en algo más importante para la ecología no sólo de España sino del mundo entero.

El pacto entre Podemos y el PSOE en Castilla-La Mancha se ha roto, entre otras razones, por “la cantidad total de residuos de amianto existentes en el territorio” y el “incumplimiento de la resolución relativa a la minería de las Tierras Raras”. Esto significa que el PSOE sigue en lo que señalaba “El País” hace un año, que la empresa Quantum Minería está proyectando abrir una mina de tierras raras y que el alcalde de Torre de Juan Abad, del PSOE, lo ve con muy buenos ojos: “Si se abriera una mina estaríamos encantados. Eso sí, guardando todos los requisitos medioambientales”.

Está comprobada la existencia de elementos radiactivos y contra el proyecto se ha levantado una Plataforma con el nombre de “Sí a la Tierra Viva”. Como existe el rumor de que el propio Felipe González tiene intereses en Quantum Minería, y ha sido él quien lanzó la carga contra Pedro Sánchez, para permitir un gobierno de la derecha, la pregunta es si esas tierras raras van a continuar vivas o si, con la complicidad PSOE-PP, van a convertirse en mina contaminante. 

Vale la pena recordar que por esas tierras manchegas anduvo el Quijote, personaje verdadero de ficción, y en ellas vivieron creadores nada ficticios como Quevedo o Jorge Manrique, de los Siglos de Oro, o Francisco Nieva y Gregorio Prieto, contemporáneos. Sería un crimen sacrificar por dinero y acuerdos políticos mezquinos lo que es patrimonio invaluable, no de España, sino de la humanidad.

José Ramón Enríquez
Dramaturgo, escritor, maestro universitario, ex director de teatro de la UNAM.
Ver más de José Ramón Enríquez

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.