Mario Gamboa
De primera intención

Selección Mexicana, refugio para muchos futbolistas

El futbolista tiene que ganarse su llamado con base en buenas actuaciones y regularidad. Si no, ya sabemos de las fiestas y los escándalos que pueden armar.

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp

No es novedad que el entrenador de la Selección Mexicana llame a varios jugadores que son de su agrado, pero que no han demostrado nivel suficiente o regularidad para representar al país.

Si bien es cierto que los duelos contra Nueva Zelanda y Panamá son encuentros accesibles, me parece que recibir un llamado para estar en el conjunto azteca debe ser un privilegio para quienes realmente se lo merecen. No obstante, veo varios nombres en la lista de convocados que no me convencen, pero también varias agradables sorpresas.

Vamos primero con quienes creo se han ganado su puesto. 

De las Chivas me agradan los llamados de Rodolfo Cota, Hedgardo Marín, Orbelín Pineda e Isaac Brizuela. El equipo se encuentra en el quinto lugar de la tabla y son uno de los cuadros menos goleados, con tan sólo once tantos permitidos en doce jornadas. De igual manera, Brizuela y Pineda han sabido aparecer en momentos clave y ya son referentes para el conjunto jalisciense, dejando sentados a Carlos “Gullit” Peña y al “Gallito” Vázquez.

Otros que han pedido a gritos su llamado son: Marco Fabián, quien ha tenido un impresionante arranque en la Bundesliga; Erick Gutiérrez, que ha mostrado ser uno de los mejores mediocampistas de la Liga MX, y Jonathan dos Santos, que se ha desempeñado de buena forma con el Villarreal.

Sin embargo, otros futbolistas parecen haber llegado por simple capricho del técnico tricolor.

Primero, lo de Alan Pulido me parece sorprendente. Sólo cinco partidos jugados en Liga, de los cuales ha empezado tres. Además, el delantero tiene una marca de dos goles (uno de penal) y una asistencia. ¿Eso es suficiente para recibir un llamado? Si bien es cierto que ha demostrado una gran capacidad, su poca participación no le justifica.

Lo que sí me parece indefendible es la convocatoria de Oswaldo Alanís. Sin un sólo minuto jugado en toda la competencia, su llamado me parece un insulto para otros defensas centrales que sí han visto acción y buscan tener su oportunidad con el combinado mayor.

Asimismo, no me convencen Luis Robles, Giovanni dos Santos y Adrián Aldrete.

Es necesario entender que a la Selección no puede ir cualquiera. El futbolista tiene que ganarse su llamado con base en buenas actuaciones y regularidad. Si no, ya sabemos de las fiestas y los escándalos que pueden armar “las divas” que tienen su lugar asegurado en el vestuario.

Mario Gamboa
Estudiante del cuarto semestre de la Licenciatura de Comunicación en la Universidad Anáhuac Mayab. Apasionado del deporte.
Ver más de Mario Gamboa

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.