Sergio Félix Valdés
Nomás por preguntar

Tres títulos y un 'México no pagará'

La onda expansiva producto del desatinado encuentro ha sacudido a la institución presidencial de tal forma que hoy el presidente de México está en crisis.

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp

Dos errores perseguirán al presidente de México por siempre: los libros que jamás recordó y su encuentro con Donald Trump.  En ambos casos pesará más sobre su legado lo que no dijo a tiempo que todas las justificaciones y enmiendas posteriores. 

Con tres títulos y un “México no pagará por el muro” dichos cuando la circunstancia lo exigía su historia sería diferente.

En la opinión pública, casi de manera generalizada, ambos episodios le implicaron enormes costos políticos y son cimientos sobre los que descansa la percepción del pueblo mexicano sobre su presidente

En cuanto al encuentro Peña Nieto–Trump, no sé si es trágico o cómico ver a priistas de todas las jerarquías y niveles defendiendo lo indefendible; saliendo a justificar al presidente, diciendo que el encuentro fue bueno para México, que es un avance y muchísimos  comentarios en ese tono. Por sentido común, cuando alguien está en arena movediza debe dejar de moverse para no hundirse, pero al parecer esto no está sucediendo, pues cada vez que hablan en defensa de la visita de Trump se mueven más, y con esto el respectivo hundimiento que conlleva.

La onda expansiva producto del desatinado encuentro ha sacudido a la institución presidencial de tal forma que hoy el presidente de México está en crisis.

Rahm Emanuel, uno de los principales asesores de Barack Obama, patentó la frase: “Nunca desaproveches una crisis grave, pues te da la oportunidad de hacer las cosas que no podrías hacer en otro momento”.  En este sentido, quizás el presidente está ante la oportunidad de verdaderamente sacudir su gabinete y cambiar el derrotero que está tomando su gestión.

Lo mismo aplica para el electorado, pues si después de un episodio como el protagonizado por Peña Nieto y Trump no elegimos mejores gobernantes, entonces los que también estaremos mal seremos nosotros y no nos quedará otra más que reconocernos en la frase de Joseph de Maistre que dice: “Cada nación tiene el gobierno que se merece”.

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.