Amenaza sargazo al tiburón ballena

La macroalga impide que esta especie pueda alimentarse cerca de las playas.
|
La temporada de tiburón ballena en el Caribe mexicano inició oficialmente el 15 de mayo y concluye a mediados de septiembre. (Contexto/Internet)
La temporada de tiburón ballena en el Caribe mexicano inició oficialmente el 15 de mayo y concluye a mediados de septiembre. (Contexto/Internet)

Alejandro Castro/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- La presencia de sargazo en los hábitats del tiburón ballena podría afectar la llegada de ejemplares, pues la presencia del alga modifica su alimentación, que es la principal razón por la que llegan a las aguas del Caribe mexicano.

Cristopher Arturo González Baca, director regional de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) en la Península de Yucatán, detalló que con la presencia de sargazo se ha detectado un incremento de microorganismos dinoflagelados, que es el causante de las mareas rojas.

Este cambio en la calidad del agua puede afectar la composición del fitoplancton, el alimento del tiburón ballena.

El funcionario indicó que la Conanp ya está realizando estudios para evaluar las posibles repercusiones de esta macroalga.
“Hemos encontrado con el sargazo una serie de cosas peculiares”, dijo.

También te puede interesar: Combate al sargazo requiere mil mdp: gobierno de Quintana Roo

Explicó que han localizado a 200 kilómetros de la punta sur de Cozumel una especie de isla de sargazo, una acumulación de algas que está ahí detenida y se está reproduciendo.

“Estas acumulaciones se mantienen en las corrientes, entonces eventualmente pasan y rebotan en el hábitat del tiburón ballena”, añadió.

González Baca adelantó que la dependencia está buscando colaborar con la Red de Monitoreo de Sargazo en Quintana Roo, a cargo del hidrobiólogo Esteban Amaro, para dar seguimiento al tema, a través del monitoreo satelital, mediciones de la calidad del agua, para determinar sus consecuencias en la especie.

La temporada de tiburón ballena en el Caribe mexicano inició oficialmente el 15 de mayo y concluye a mediados de septiembre, aunque dijo es difícil definir cuánto tiempo permanecerán en la región.