25 de Septiembre de 2018

Cancún

Holbox sigue arrastrando problemas ambientales

Hace un año la isla enfrentó un colapso ambiental que solo han logrado controlar.

El tiradero de basura a cielo abierto en la isla. (Eva Murillo/SIPSE)
El tiradero de basura a cielo abierto en la isla. (Eva Murillo/SIPSE)
Compartir en Facebook Holbox sigue arrastrando problemas ambientalesCompartir en Twiiter Holbox sigue arrastrando problemas ambientales

Eva Murillo/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Holbox llega a su 164 aniversario con “dolencias” ambientales que están a punto de ocasionar que deje ser la “isla encantadora” y se convierta en “isla aguantadora”. Hace un año enfrentó un colapso ambiental que han logrado controlar con “mejoralitos”, pero sin solucionar el problema, pues el sitio que hace 15 años almacenaba por horas la basura, ahora está convertido en un basurero a cielo abierto en medio del manglar y a aproximadamente un kilómetro de un río que conecta al mar con la parte lagunar.

El terreno en donde están tirados a cielo abierto toneladas de basura se ubica a poco más de un kilómetro del primer cuadro de Holbox, a quienes llegan vía aérea a la isla los recibe la imagen del amontonamiento de desechos, pues la aeropista está a solo unos metros.

También te puede interesar: Aplican paliativos para atender basura en Holbox

Antes de llegar al depósito de residuos está la entrada al panteón, en donde son llevados alrededor de 10 personas al año.

El tiradero está flanqueado por áreas de manglar, tiene una sola entrada que es resguardada por un hombre de la tercera edad, nativo de la isla que al tiempo que sonríe, con la mano hace una señal de bienvenida.

Los cerros de basura embolsada, cacharros, aparatos eléctricos, partes automotrices, artículos del hogar, restos de vegetación, de comida de restaurantes y todo lo que los habitantes de la isla desechan, son cruzados por un camino por el que acceden los vehículos que descargan cientos de toneladas semanalmente.

Sin ningún tipo de barrera o tecnología que impida la contaminación del manglar, es el basurero a cielo abierto de la isla que recibe hasta a ocho mil turistas por día durante las temporadas altas, como la que inició este mes de julio.

Aunque se hacen traslados de basura al relleno sanitario de Kantunilkín no son los suficientes para lograr vaciar el terreno.

La basura y los lixiviados que desprende terminan dentro del manglar, la contaminación de los humedales es evidente, aves que normalmente descansan en la vegetación del manglar ahora lo hacen sobre la basura que está dentro de ellos y buscan comida en las bolsas cerradas que contienen los residuos.

Personas nativas de la isla, explicaron que para incrementar la capacidad del basurero las autoridades rellenaron un canal que servía como conexión entre ambos lados del manglar.

El jueves pasado se celebró el Día Internacional de Conservación del Ecosistema de Manglares debido a la importancia que tiene para mantener sana la vida marina y la protección de las costas; sin embargo, los que bordean el basurero de isla Holbox están sufriendo directamente el daño de las toneladas de basura.

René Correa Moguel, alcalde de la isla, señaló que existen empresas concesionarias interesadas en el manejo de los desechos, pero no han logrado un acuerdo debido a la falta de recursos financieros.

La recolecta de basura en la zona urbana y hotelera de Holbox sigue siendo irregular, reconoció, pues del total del parque vehicular para esta labores “solo funciona la mita de un camión”, pues recurrentemente presenta fallas mecánicas.

Holbox está siendo víctima de su propio éxito; sin embargo, la lucha por mejorar la imagen del destino en cuanto al tema de la basura continúa.

Hay ocasiones en que los hoteleros prestan sus vehículos para la recolecta de basura y algunos han emprendido labores de concientización para que exista separación de desechos.

“La isla no es tan bonita ni mágica como aguantadora”, enfatizó el alcalde al reconocer la presión que ejercen en ella el crecimiento de construcciones, llegada de miles de turistas, la mala disposición de la basura y la demanda de servicios.

Por otro lado, Alejandrina Selem Salas, presidenta del Consejo de Desarrollo de Holbox, comentó que la isla festejará un año más padeciendo “dolencias” ambientales, las más urgente de atender y que está en posibilidades de remediarse es la de la recolecta y disposición de la basura.

El daño a los manglares por el desarrollo hotelero que devastan este ecosistema para levantar sus centros de hospedaje en lugar de aprovecharlo para embellecer el lugar difícilmente va a recuperarse a menos que haya reforestación.

La Secretaría de Ecología y Medio Ambiente (Sema) informó que del 22 al 28 de marzo de 2018, realizó un saneamiento del sitio de transferencia de Isla Holbox, realizaron trabajos de acamellonado de residuos diseminados, acomodo, bandeo y compactación.

Detalló que pintaron bardas y aislaron residuos sólidos de la parte colindante con los manglares para evitar la contaminación de los recursos naturales.

Para impulsar la prevención y gestión integral a través de la minimización en la generación de los residuos sólidos, utilizan una máquina trituradora para procesar residuos de plásticos, madera, goma, papel y cartón que los reduce a la mínima expresión para que ocupen el menor espacio posible y dejar áreas libres para un mejor almacenamiento y luego proceder a su transferencia, informó la dependencia estatal.

“Se entregó al alcalde de Holbox, René Correa el sitio de transferencia de residuos sólidos con los trabajos de saneamiento efectuados. Los trabajos se realizaron en coordinación, con la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) y con la alcaldía de Holbox”, dijo Sema.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios