16 de Diciembre de 2018

Chetumal

Cruce de chatarra de Belice a México, un riesgo a la salud

Habitantes de la ribera exigen a las autoridades mayor vigilancia en la zona.

Las chatarreras carecen de las medidas de seguridad en higiene que serviría para evitar riesgos a la salud. (Joel Zamora/SIPSE)
Las chatarreras carecen de las medidas de seguridad en higiene que serviría para evitar riesgos a la salud. (Joel Zamora/SIPSE)
Compartir en Facebook Cruce de chatarra de Belice a México, un riesgo a la saludCompartir en Twiiter Cruce de chatarra de Belice a México, un riesgo a la salud

Carlos Castillo/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- El cruce ilegal de chatarra en el Río Hondo, frontera natural entre México y Belice, es un problema de salud pública por los habitantes de comunidades de la ribera quienes exigen mayor vigilancia en la zona.

Los fierros, láminas y latas se traen para vender en las recicladoras o chatarreras cuyo precio oscila entre los dos y tres pesos.

También te puede interesar: Cierran chatarrera por violar las cláusulas de funcionamiento

‘Camarón’, como lo conocen en Ramonal, es de oficio lanchero comentó que él junto con otros cinco compañeros vieron una oferta laboral en el cruce de chatarra. Al día, cada lanchero puede hacer hasta tres viajes, redondos, entre ambas naciones.

“La necesidad nos obligó a darles el servicio a la gente de beliceña, cobramos 150 pesos el viaje, cargamos en el estero de Pachacan y los traemos acá para que lo vendan en las chatarreros o recicladoras”.

Mencionó que los cruces pueden hacerse en Ramonal, Juan Sarabia, Obregón Viejo o Allende, pero la venta solo se puede realizar en Ucúm.

“Como no tienen permisos para estar aquí y los puede agarrar la policía se lo venden a gente que se dedica a juntar y luego la llevan hasta Ucúm, mientras la guardan en el patio de sus casas”.

Margaria Macías, habitante de La Unión informó que existe temor entre la población, no solo por el tema de salud y ambiental que representan los fierros oxidados, sino porque muchas piezas son de carros desvalijados.

“Todos hablan de eso, pero pocos lo denuncian porque tenemos miedo, no sabemos qué clase de gente es la que trae esas cosas, lo que menos queremos es meternos en problemas”.

Indicó que hay casas con montones de basura que se vuelven criaderos de plagas, moscos y roedores.

El representante de la Sociedad Organizada de Socorristas (SOS), René Misael Millán señaló la chatarra acumulada, a la intemperie es un problema ambiental el fierro, hierro, plástico, gomas y aceites que no son biodegradables y concentrados en un solo lugar por un tiempo prolongado “son un cóctel peligroso” para el manto freático.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios