15 de Noviembre de 2018

Chetumal

Ribereños temen por escurrimientos de agua, tras la tormenta

Se presentaron pequeños deslaves en tramos carreteros y monitorean el nivel del río Hondo.

La tormenta tropical no afectó a las comunidades del río Hondo. (Carlos Castillo/SIPSE)
La tormenta tropical no afectó a las comunidades del río Hondo. (Carlos Castillo/SIPSE)
Compartir en Facebook Ribereños temen por escurrimientos de agua, tras la tormentaCompartir en Twiiter Ribereños temen por escurrimientos de agua, tras la tormenta

Carlos Castillas/SIPSE
RÍO HONDO, Q. Roo.- Las comunidades de la ribera del río Hondo se reportan en calma, tras el paso de la Tormenta Tropical Franklin, sin embargo, ahora se preocupan por los escurrimientos.

Addy González Alcocer, alcaldesa en Nicolás Bravo informó que después del mediodía en el tramo Escárcega - Chetumal, empezaron a presentarse algunos escurrimientos que temen provoquen el deslave del tramo que acababa de ser rellenado.

También te puede interesar: Franklin hace 'huir' a vacacionistas de Bacalar

“Pues la tormenta no, nos hizo nada, las lluvias de la madrugada de ayer fueron mínimas, en algunos puntos si alcanzó a mojar y en otros nada. Nuestra preocupación después porque a nosotros lo que nos afecta son los escurrimientos que ahorita no son nada, pero al cabo de muchas lluvias entonces tendremos problemas”.

Hizo un llamado a las autoridades de Protección Civil Municipal y Estatal para que mantengan un monitoreo constante de los escurrimiento a fin de evitar inundaciones, encharcamientos en comunidades o el desbordamiento del río.

José Layness Méndez, presidente Comisión Nacional de Emergencias, Asociación Civil, reportó que en el tramo Pucté – La Unión, se presentaron algunos deslaves menores, de piedras que la mañana de ayer fueron retiradas.

“Ayer hicimos un recorrido en toda la ribera del río, y en algunos tramos como el Pucté Unión, y Rovirosa, nos encontramos algunas piedras que se desprendieron por la humedad, las quitamos del camino, para evitar accidentes y terminamos de tirar aquellos montículos de tierra que pudieran deslavarse en los subsecuente, pero de ahí en fuera todo estuvo tranquilo”.

Las más de 30 mil hectáreas de caña que se encuentran en los ejidos, de la ribera, tampoco sufrieron afectación, según informó Benjamín Gutiérrez Reyes, presidente de la Confederación Nacional de Propietarios Rurales (CNPR).

“Por fortuna no tuvimos ninguna afectación la caña sigue en pie, no hay encharcamientos, ni inundaciones entre los cultivos; con antelación ya habíamos hecho unos canales de desagüe funcionaron bastante bien y no hay daños en cultivos”.

Precisó que la fabrica, tampoco reportó daños por efecto de la lluvia o el viento.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios