22 de Octubre de 2018

Chetumal

Amagan hundimientos e inundaciones a Chetumal

Recomiendan que el desarrollo poblacional y habitacional deben de darse hacia el noroeste de la ciudad.

El tipo de suelo es propicio a los hundimientos. (Ángel Castilla/SIPSE)
El tipo de suelo es propicio a los hundimientos. (Ángel Castilla/SIPSE)
Compartir en Facebook Amagan hundimientos e inundaciones a ChetumalCompartir en Twiiter Amagan hundimientos e inundaciones a Chetumal

Ángel Castilla/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Los problemas y amenazas de Chetumal, no son solamente los daños que ocasiona el paso de tormentas tropicales y huracanes, también se encuentran las inundaciones y hundimientos en las calles.

Patricia Fragoso Servón, responsable del Laboratorio de Recursos Naturales de la Universidad de Quintana Roo (Uqroo), informó que el motivo por el que se presentan las inundaciones en las temporadas de lluvias es por el predominio de suelos donde no pasa el agua (hidromórficos), tienen un mal drenaje, y los hundimientos, son ocasionados porque la capital se ubica en una zona de roca calcárea (kárstica), y la disolución natural de esta roca por la presencia de ácidos, forma depresiones subterráneas (depresiones kárstica).

También te puede interesar: Sin proyecto para repararar calles con desfondes en Chetumal

“Siendo una ciudad costera rodeada de cuerpos de agua en una zona kárstica, al sur, el río Hondo; este, Bahía de Chetumal y Mar Caribe, y oeste, sistema lagunar de Bacalar, los dos principales problemas de la ciudad son inundaciones y derrumbes, por los tipos de suelo, delgado (leptoso), fangoso (gleyso), bajo espesor (cambisol), y de roca continua (luvisol)”.

Agregó que este tipo de suelo se caracteriza por formación de típicas depresiones cerradas, casi no existen corrientes superficiales, una alta y rápida infiltración, abundancia de cuevas, un sistema subterráneo de agua y una gran cantidad de cenotes.

Fragoso Servón, añadió que las inundaciones más frecuentes se desarrollan sobre suelos gleysols (fangosos), y los derrumbes están asociados a lugares donde los suelos originales eran leptosols (delgados), a un manto freático superficial y altas precipitaciones, condiciones que favorecen la disolución de la roca caliza, y causa los derrumbes en calles y edificios.

Precisó que los gobiernos y desarrolladores han favorecido las construcciones de fraccionamientos en el oeste de la ciudad, donde se ubican las zonas de inundación, con los respectivos daños cuando llegan a colapsar, como la ruptura de tuberías de agua, drenaje y luz, agrietamiento y hundimiento de construcciones, afectación a vías de comunicación, así como afectación a canales de riego.

La investigadora expresó que el desarrollo poblacional y habitacional de Chetumal, debe de darse hacia el noroeste, por ser la zona con menor riesgo de inundación y hundimientos, y no hacia el noreste, como desafortunadamente se da.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios