Adolescentes también pueden desarrollar enfermedad en las encías

Las chicas son más proclives a la enfermedad de las encías que los chicos. Pues el incremento de las hormonas sexuales femeninas durante la pubertad las hace más sensibles a la irritación.

|
Hay cientos de tipos de bacterias en la boca; por lo tanto, mantener la placa a raya es una batalla constante. Esta es la importancia de una óptima salud bucodental. [Foto: Pixabay]
Hay cientos de tipos de bacterias en la boca; por lo tanto, mantener la placa a raya es una batalla constante. Esta es la importancia de una óptima salud bucodental. [Foto: Pixabay]

ESTADOS UNIDOS.- Autoridades sanitarias han exhortado a la población a no bajar la guardia durante la pandemia de coronavirus, pero no se trata solamente del constante lavado de manos y la sana distancia social, sino que también han recordado la importancia de una buena alimentación, ejercicio regular, sanidad mental y bucodental

El confinamiento ha provocado que muchas personas se hayan visto impedidas de asistir a sus consultas médicas, entre estas, la visita al dentista. Es por ello que a continuación compartimos información relevante sobre la enfermedad de las encías también conocida como enfermedad periodontal o periodontitis, la cual no solamente afecta a los adultos mayores, sino también a los adolescentes

De acuerdo con el portal Teens Health, la enfermedad periodontal es una inflamación de los tejidos y de los huesos que sujetan los dientes. Una enfermedad de las encías no tratada puede ser muy grave, haciendo que los dientes se acaben aflojando y/o se caigan. Esta suele estar provocada por la acumulación de placa, una capa invisible y pegajosa de gérmenes, que se forma de forma natural sobre los dientes y las encías. La placa contiene bacterias, que fabrican toxinas que irritan y dañan las encías.

Hay cientos de tipos de bacterias en la boca; por lo tanto, mantener la placa a raya es una batalla constante. Este es el motivo de que cepillarse los dientes y pasarse el hilo dental todos los días, así como visitar al dentista con regularidad, sean tan importantes”, refiere la pediatra Elana Pearl Ben-Joseph.

¿Quién corre mayor riesgo?

La pediatra asegura que algunas personas heredan esta tendencia de sus padres. Los caramelos y botanas que ingieres también te pueden exponer a desarrollar una enfermedad de las encías, sobre todo si te gusta comer papas fritas y tomar refrescos constantemente y no te puedes cepillar los dientes inmediatamente después. Probablemente ya sabes que el azúcar es malo para los dientes, pero tal vez no sepas que los alimentos ricos en almidón, como las papas fritas,  también alimentan los ácidos que corroen tu esmalte dental.

Si llevas aparatos de ortodoncia, eliminar la placa te puede resultar aún más difícil. Además, algunas afecciones médicas (como la diabetes y el síndrome de Down) y ciertos medicamentos aumentan el riesgo de desarrollar una enfermedad de las encías. 

“Si te maltratas llevando una mala dieta, durmiendo poco y exponiéndote a demasiado estrés, serás más vulnerable a contraer infecciones en cualquier parte del cuerpo, incluyendo las encías”, enfatizó Ben-Joseph.  

Las chicas son más proclives a la enfermedad de las encías que los chicos. El incremento de las hormonas sexuales femeninas durante la pubertad puede hacer que las encías de las chicas sean más sensibles a la irritación. Algunas chicas pueden darse cuenta de que les sangran un poco las encías los días previos al período menstrual. 

Cuando los problemas en las encías son graves, y precoces, el malo de la película es el tabaco. Fumar no solo genera mal aliento y dientes amarillentos y manchados, sino que es una de las causas principales de la enfermedad de las encías. 

Consejos preventivos

Teens Health asegura que la enfermedad de las encías se puede prevenir. Es por ello que provee los siguientes consejos:  

Cepíllate los dientes tres veces al día durante por lo menos 3 minutos seguidos (aproximadamente la duración de tu canción favorita) y usa hilo dental cada día.  

Cepíllate siempre los dientes con una pasta dental que contenga flúor; algunos dentistas también recomiendan enjuagues bucales diarios que contengan flúor. 

Utiliza un cepillo de dientes de cerdas suaves y finas, porque es menos probable que irrite o dañe el tejido de las encías. Asegúrate de cambiar de cepillo de dientes por lo menos cada 3 o 4 meses. 

Lleva una dieta saludable. Evita las botanas y la comida basura atiborradas de azúcar, algo que le encanta a las bacterias que crean la placa. 

¡No fumes! Fumar cigarrillos y mascar tabaco pueden causar irritación en la boca y son muy poco saludables para las encías y los dientes. 

El cuidado regular de los dientes es muy importante para ayudarte a mantener una boca sana. Visita a tu dentista para hacerte una revisión ordinaria, sobre todo, para que te limpie la boca, por lo menos dos veces al año. 

noticias relacionadas