Beber lácteos no aporta tanto calcio a los huesos humanos

Existen alimentos que aportan mayor cantidad de calcio que los lácteos. Algunos ejemplos son los vegetales de hoja verde, indicaron los médicos especialistas.

|
El deporte regular reduce el riesgo de rotura de huesos en mujeres que ya han pasado la menopausia, recomiendan los nutricionistas. [Foto: Pexels]
El deporte regular reduce el riesgo de rotura de huesos en mujeres que ya han pasado la menopausia, recomiendan los nutricionistas. [Foto: Pexels]

ESPAÑA.- La contingencia sanitaria provocada por la pandemia de coronavirus ha permitido que las personas comiencen a tomar decisiones en beneficio de su salud, entre ellas la ingesta de lácteos para obtener calcio para su cuerpo. Pero recientes estudios clínicos han indicado que los lácteos no se relacionan directamente con una reducción del riesgo de fractura ósea, sin embargo la vitamina D sí posee una capacidad protectora en este aspecto.

El doctor Saúl Sánchez Arias indicó que “en contra de las creencias extendidas, existen alimentos que aportan mayor cantidad de calcio que los lácteos. Algunos ejemplos son los vegetales de hoja verde. No obstante, es necesario tener cuidado con este tipo de productos ya que, si contienen altas cantidades de fitatos o de fibra, podría verse reducida la biodisponibilidad del mineral”, acotó. 

La revista Nutrition Research Reviews, reveló que la asociación entre el alto consumo de lácteos y la reducción de la pérdida de masa ósea no ha sido fuertemente evidenciada todavía. “Existen algunos indicios de que la ingesta regular de leche puede reducir el riesgo de rotura de huesos, pero esta asociación no es sólida en términos científicos e irrefutables”, puntualizó el caso clínico

El portal médico especializado Mejor con Salud refirió al respecto que los lácteos aportan nutrientes beneficiosos para el organismo. Muchos de ellos contienen probióticos, encargados de mejorar la salud intestinal. No obstante, en lo que a pérdida ósea se refiere, esta clase de productos no aportan una gran ventaja frente a otras alternativas.

Sí puede ser de ayuda el aporte de vitamina D. Este nutriente aumenta la absorción y la fijación del calcio en los huesos, reduciendo el riesgo de osteoporosis.

Se trata de una vitamina deficitaria entre la población, debido a los escasos niveles de exposición solar. Por ello se recomienda optimizar la dieta, para que estén más presentes aquellos alimentos que contienen vitamina D. En algunos casos, hasta es necesaria la suplementación.

Por otro lado, el ejercicio físico de fuerza se postula como un método protector frente a la pérdida ósea. El deporte regular reduce el riesgo de rotura de huesos en mujeres que ya han pasado la menopausia. Una combinación de dieta y ejercicio sería el plan ideal.

Finalmente Sánchez Arias aseguró que fuera de lo que a dieta se refiere, el ejercicio físico de fuerza es un modo eficaz de aumentar la masa muscular y la densidad ósea. Practicar deporte de forma regular disminuye el riesgo de fracturas a medio y largo plazo, convirtiéndose en un factor protector frente a la osteoporosis.

“La combinación de dieta y ejercicio es una buena manera de evitar el desarrollo de este síndrome en mujeres menopáusicas. No obstante, esta serie de hábitos han de desarrollarse durante una buena parte de la vida, no solo una vez que la patología ha comenzado”, enfatizó el médico. 

noticias relacionadas