16 de Agosto de 2018

Ciencia y Salud

Advierten: el fin del universo podría ya haber comenzado

El descubrimiento del bosón de Higgs pudo acelerar el proceso de extinción cósmica.

El fin del universo sería un insondable, frío y negro abismo cada vez más grande. (Internet)
El fin del universo sería un insondable, frío y negro abismo cada vez más grande. (Internet)
Compartir en Facebook Advierten: el fin del universo podría ya haber comenzadoCompartir en Twiiter Advierten: el fin del universo podría ya haber comenzado

Agencia
MADRID, España.- No es una broma pesada, sino el fruto de una serie de cálculos muy precisos. El famoso bosón de Higgs, descubierto en 2012 después de más de cincuenta años de persecución científica, tiene el poder de acabar con la existencia del Universo en que vivimos. No solo eso, sino que el proceso podría haber comenzado ya sin que ni siquiera nos hayamos dado cuenta de ello.

De acuerdo con información del diario ABC, de hecho existe la posibilidad de que esta partícula se haya colapsado sobre sí misma en un lejano rincón del cosmos, produciendo una burbuja de energía de vacío en expansión que terminaría por tragarnos a todos. Este auténtico apocalipsis cósmico se describe en un artículo recién publicado en Physical Review.

A medida que la energía oscura sigue acelerando la expansión del Universo, la materia que hay en él estará cada vez más dispersa y alejada, hasta que se apague la última estrella y todo el cosmos no sea más que un insondable, frío y negro abismo cada vez más grande y en el que ya nada brilla.

También te puede interesar: Stephen Hawking: El bosón de Higgs podría destruir el universo

La estimación más precisa para ese final, calculada en base al desarrollo lógico de las cuatro interacciones fundamentales de la Naturaleza, nos dice que el fin del Universo se producirá dentro de 10139 (10 elevado a 139) años, una cantidad de tiempo enorme, pero no infinita.

Pero el nuevo modelo del "Higgs asesino" puesto a punto por un equipo de investigadores de la Universidad de Harvard resulta mucho más imprevisible y dramático. En él, el universo acabaría con un estallido, y lo haría además en un plazo mucho más breve de tiempo.

"Queríamos corregir todas las aproximaciones anteriores y obtener una fecha lo más exacta posible", afirma Anders Andreassen, la Universidad de Harvard y autor principal del estudio.

El famoso bosón de Higgs, descubierto en 2012, tiene el poder de destruir el universo. (CERN)

Para conseguirlo, él y sus colegas usaron todo lo que sabemos sobre las masas y las interacciones entre partículas, incluida la masa del bosón de Higgs, el portador de la fuerza que confiere su masa a todas las demás partículas, y que resultó ser de 125 gigaelectronvoltios.

Y es aquí, en la masa del bosón de Higgs, donde precisamente radica el problema. La razón es que la masa registrada para el bosón podría no ser la más baja posible para esa partícula, sino simplemente un valor temporal, que permanece estable en la actualidad pero que podría cambiar algún día. Los cálculos más cuidadosos, en efecto, sugieren que nuestro Universo podría ser en realidad un "falso vacío", muy diferente del "verdadero vacío" que tendríamos en la configuración de energía más baja posible.

Para comprender este concepto, se puede pensar en el Higgs como en una bola que se encuentra atrapada en el fondo de un valle poco profundo que representa su masa. Pero al otro lado de la colina hay otro valle mucho más profundo y que se corresponde con una masa de menor potencial. Como el Higgs no puede subir rodando por la colina, se encuentra "atascado" en su configuración actual.

Podría haber ocurrido ya

Dado que el universo que podemos observar desde la Tierra es apenas una pequeña porción del total, la probabilidad de que ocurran cosas extremadamente improbables en lugares que no alcanzamos ver aumenta considerablemente. Y en un Universo tan grande y oculto en su mayor parte a nuestra vista, existe la posibilidad de este "colapso del Higgs" haya sucedido en un lugar más allá de nuestra capacidad de visión, produciendo una burbuja de energía negativa que se expande rápidamente y en cuyo interior habría un Universo de propiedades enloquecidas, según nuestro punto de vista.

Un día, esa burbuja podría llegar hasta nosotros y tragarse también nuestra región del cosmos. Según la teoría de la Relatividad de Einstein, la información no puede desplazarse más deprisa que la luz, por lo que sería imposible que nos diéramos cuenta de su llegada. En palabras de Andreassen "ni siquiera la veríamos venir".

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios