16 de Octubre de 2019

Ciencia y Salud

Meteotsunamis, el fenómeno que se 'traga playas'

Son grandes olas originadas por perturbaciones en la presión del aire.

La tormenta genera una ola que se mueve hacia la costa y que es ampliada por una placa continental profunda. (El Tiempo)
La tormenta genera una ola que se mueve hacia la costa y que es ampliada por una placa continental profunda. (El Tiempo)
Compartir en Facebook Meteotsunamis, el fenómeno que se 'traga playas'Compartir en Twiiter Meteotsunamis, el fenómeno que se 'traga playas'

Redacción/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.-Los meteotsunami o rissagas, son ondas oceánicas destructivas que tienen las mismas escalas temporales y espaciales que las ondas de tsunamis ordinarias pero su origen no es sísmico.

¿Qué es una rissaga o meteotusnami?

La Administración Nacional de Océanos y Atmósfera (NOAA) define los meteotsunamis como grandes olas originadas por perturbaciones en la presión del aire generalmente asociadas a fenómenos atmosféricos que se mueven a gran velocidad, como tormentas eléctricas, borrascas u otros frentes.

También te puede interesar: Predicen megaterremotos masivos y un tsunami para este 2019

"La tormenta genera una ola que se mueve hacia la costa y que es ampliada por una placa continental profunda en una entrada, bahía u otra zona costera", se puede leer en la web de NOAA, que indica que los meteotsunami pueden producir olas de hasta 6 pies de altura (más de 1.80 metros).

¿Son peligrosos los meteotsunamis?

Las grandes olas generadas por condiciones meteorológicas no suelen ser tan destructivas como las generadas por sus parientes sísmicos, pero no pueden ser ignoradas. En 2017, una de estas grandes olas de origen meteorológico engulló una playa holandesa, siendo habituales también en otras zonas del mundo.

En cada lugar reciben un nombre distinto: ressaca en portugués, milghuba en maltés, marrobio en italiano, abiki en japonés o šćiga en croata, informó El País.

Se pueden pronosticar

Desde el siglo XV se tiene constancia de la aparición de las Rissagas, aunque en un principio se pensaba que su formación se debía a fenómenos de ámbito astronómico o incluso sismológico. Ya en el siglo XX tras diversos estudios, se constató que estos importantes cambios de nivel del mar siempre iban asociados a importantes variaciones de la presión atmosférica. Además, otros ingredientes como una masa cálida en niveles bajos de la atmósfera o vientos de componente este en superficie, son necesarios para la formación de este suceso. Desde entonces nadie duda que la Rissaga sea un fenómeno meteorológico.

De acuerdo con ABC.com, en la actualidad, y con los grandes avances que se han llevado a cabo en la predicción meteorológica es posible avisar con la suficiente antelación para que estas Rissagas causen el menos número posible de desperfectos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name