México: Gran cantidad de mujeres con cáncer de mama interrumpen su tratamiento: encuesta

El 86 por ciento de los pacientes han tenido que interrumpir en algún momento su tratamiento en los últimos meses.

|
Pixabay
Recibe noticias y descuentos exclusivos en tu correo
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

MÉXICO.- Hace 5 años le diagnosticaron cáncer de mama a Maribel Ponce.

"Noté una bolita a la cual no le tomé importancia hasta que mi mamá intervino y ella fue la que me empujó a que yo fuera con un doctor para que me revisara y me hicieran estudios", dice Maribel, de 40 años de edad.

"Cuando la ginecóloga me hizo el estudio y vi su cara yo dije: tengo cáncer, traté de ser fuerte. No me deprimí. No lloré. Tengo tres hijos, en ese entonces eran más pequeños, y tenía alguien por quien salir adelante. Tuve 16 quimioterapias, 30 radioterapias. El tratamiento que me recetaron es un tratamiento de 5 años".

Durante ese tiempo recibió atención médica en instituciones de salud pública sin mayores problemas. Pero todo cambió hace cuatro meses, cuando el desabasto de medicinas la alcanzó.

"Me pidió la doctora que, para no parar mi tratamiento, necesitaba comprarlo por fuera. En mi caso, en ocasiones siento nervios, frustración, al pensar qué va a pasar si paro mi tratamiento. El desabasto de medicamentos está causando muertes. Es cáncer, no es cualquier gripe.

"Nosotras somos guerreras, ayúdenos. Nosotras queremos seguir viviendo y nosotras como pacientes estamos aquí para luchar por nuestras vidas y exigir nuestros derechos, porque queremos seguir viviendo".

Como Maribel, muchas otras mujeres con cáncer de mama han tenido que interrumpir sus tratamientos o pagarlos de su bolsillo.

Así lo muestra una encuesta realizada por el movimiento #EstamosAquí a 142 pacientes en el país y que revela que el 86 por ciento de ellas, que se atienden en el sector público, ha tenido que interrumpir en algún momento su tratamiento en los últimos meses, y el 64 por ciento declara que no ha podido retomarlo, además de que desconoce la evolución de su enfermedad.

En el marco del Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer de Mama, que se celebra mañana 19 de octubre, #EstamosAquí, integrado por la asociación Médicos e Investigadores en la Lucha contra el Cáncer de Mama (MILC) y la Fundación Salvati, reveló algunos datos del sondeo que dará a conocer completo en los próximos días.

Por ejemplo, 38 por ciento de las pacientes con cáncer de mama encuestados señalaron que tuvieron que suspender su tratamiento a causa de la pandemia por Covid-19.

"¿A qué se asocia toda esta interrupción del tratamiento? La mayoría de las pacientes lo asocia a la transición del Seguro Popular al Insabi; otros, a la pandemia de Covid-19, y, otro tanto, al desabasto de medicinas contra el cáncer", señala Alejandra Platas, directora de MILC, en entrevista.

"El movimiento #EstamosAquí, que creamos en la asociación MILC junto con Salvati, es impulsado por la sociedad civil".

Originalmente se creó para apoyar a pacientes de cáncer metastásico o avanzado, y, justamente vista la problemática actual del país, decidimos este año que se ampliara a cáncer de mama en cualquier etapa.

"Y con la intención de documentar y tener datos más objetivos sobre lo que estaba pasando en el país lanzamos una encuesta, la encuesta Estamos Aquí, donde logramos documentar la realidad que estaban viviendo las pacientes".

La encuesta se realizó entre mayo y junio de este año y a los pacientes se les preguntó en qué etapa estaban de su atención, cómo estaba su tratamiento, si lo estaban siguiendo, sobre sus medicamentos, etcétera.

La encuesta tuvo una muestra de 142 pacientes y se buscó tener un equilibrio de diferentes regiones del País: del norte, centro y sur de México.

Otro caso que documentó el movimiento es el de Andrea Benito López, quien relata cómo le detectaron el cáncer y la atención que recibió hasta antes del desabasto de medicinas.

"Fui primero con un oncólogo, que me dijo: 'no, no, eso no es nada'. La ginecóloga me dijo: 'sí, no es nada, pero hay que sacarlo'. Fue muy frustrante porque dije: 'no es normal que esto siga creciendo tanto'".

"Obviamente, cuando lo encontraron sí fue difícil, fue duro, pero al menos ya sabía que había algo, y había algo que hacer. Pasé por ocho quimioterapias y después una mastectomía y 25 radioterapias. Nunca tuve falta de medicamento", señala la mujer de 32 años.

En enero de este año, en el hospital público al que acudía empezó a escuchar que faltaban algunos medicamentos, pero fue en marzo que sufrió en carne propia la escasez.

"Tuve que comprarlo por fuera. Luego me da mucho miedo, mucha frustración y muchísimo enojo. Son vidas humanas que se están perdiendo".

El objetivo de #EstamosAquí

En el movimiento #EstamosAquí está toda la coalición de asociaciones por el cáncer de mama, señala Alejandra Platas, directora de MILC.

¿Qué quieren lograr con este movimiento y cuáles son sus acciones?

Tenemos el compromiso de trabajar con las autoridades, con los legisladores, para poder transformar la realidad de las personas con cáncer de mama. Ese es nuestro objetivo último. Queremos trabajar de manera constante y con seriedad para alcanzar los objetivos a mediano y largo plazo: lograr la atención a todas las pacientes con cáncer de mama.

Lo que nosotros queremos en este momento es un presupuesto adecuado para ofrecer atención adecuada a las mujeres con cáncer de mama. Tenemos que estar muy al pendiente de que esto se pueda llevar a cabo. Asegurarnos que no queden desprotegidos los intereses de las pacientes.

Mitos sobre el cáncer de mama

Alejandra Platas, psicooncóloga, encargada de Mujeres Jóvenes dentro del Instituto Nacional de Cancerología y presidenta de MILC, aclara algunos mitos.

¿Si eres joven no te da cáncer de mama?

Se dice que el cáncer de mama es para las personas mayores, pero alrededor del 13 por ciento de las mujeres diagnosticadas con cáncer de mama son menores de 40 años.

Se puede prevenir

Como tal, hay muy pocas medidas para prevenir. Lo que se puede hacer es la detección oportuna para tener una mejor oportunidad de sobrevida a la enfermedad.

¿Algunos productos lo causan?

Lo que se sabe hoy es que necesitamos una dieta balanceada, equilibrada, pero no hay un alimento específico que provoque cáncer, o cierto tipo de productos o desodorantes.

¿Es mortal?

Casi siempre cuando escuchamos la palabra cáncer pensamos en la muerte. No necesariamente es así. Cuando se atienden en etapas tempranas, en el caso de cáncer de mama, en etapa 1 o 2, el porcentaje de sobrevida son bastante altos. Alrededor del 80-90 por ciento.

¿Le da a los hombres?

Sí también le puede dar a hombres. Es un porcentaje bajo, mucho menos frecuente y también le puede dar a hombres de cualquier edad. Muchas veces un hombre se detecta una bolita y cree que no corre riesgos, pero definitivamente sí es una posibilidad.

Resultados de encuesta

Primeros resultados de la encuesta realizada por el movimiento #EstamosAquí a 142 pacientes de cáncer de mama en el País:

86% de los pacientes señala que su tratamiento se ha interrumpido.

64% declara que no ha podido retomar su tratamiento y que desconocen la evolución de su enfermedad.

38% tuvieron que suspender su tratamiento a causa de la pandemia por Covid-19.

¿Qué ha causado la interrupción de los tratamientos?

60% indica la desaparición del Seguro Popular y la entrada en vigor del Insabi.

23% apunta a los recortes presupuestales

38% refiere que su atención se ha visto alterada a causa de la pandemia por Covid-19

¿Qué han hecho las pacientes a las que se les ha interrumpido el tratamiento?

67% revela que han comprado el medicamento por su cuenta con un gasto que alcanza los $5 mil mensuales.

33% no ha comprado los medicamentos debido a la falta de recursos suficientes.

Principales barreras de atención que las pacientes enfrentan con mayor frecuencia:

Falta de acceso a los medicamentos.

Procesos y tiempos de espera largos para reasignación de hospitales y citas.

Falta de atención en hospitales.

Saturación de servicios.

Desconocimiento sobre qué acciones emprender para obtener atención médica.

Cargando siguiente noticia