18 de Noviembre de 2019

Ciencia y Salud

El jugo de naranja, tan dañino como un refresco: estudio

Expertos en nutrición advierten que las propiedades de la fruta se pierden al exprimirla.

Expertos recomiendan ingerir la naranja directamente, no en jugo. (Pixabay)
Expertos recomiendan ingerir la naranja directamente, no en jugo. (Pixabay)
Compartir en Facebook El jugo de naranja, tan dañino como un refresco: estudioCompartir en Twiiter El jugo de naranja, tan dañino como un refresco: estudio

Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- Si dentro de tu menú matutino nunca falta un buen vaso de jugo de naranja, tal vez sea hora de reemplazarlo. Un estudio publicado en el Diario de la Asociación Médica Americana (JAM) asegura que el consumo en exceso de refrescos aumentó el riesgo de morir prematuramente en un 11%, mientras que el consumo excesivo de jugo de frutas lo disparó hasta en un 24%.

Esta investigación  estudió a 13 mil 440 personas durante 6 años, sobre su consumo de bebidas azucaradas y jugos de fruta al 100%. Durante este tiempo se registraron mil muertes por diversas causas y 168 por enfermedades coronarias, publica el portal Salud 180.

"Los jugos de frutas a menudo son vistos como una alternativa saludable a las bebidas azucaradas, a pesar de que a menudo contienen más azúcar (especialmente los jugos)", señaló Gunter Kuhnle, profesor de nutrición de la Universidad de Reading.

También te puede interesar: Las bebidas azucaradas están matando a la población en México

El  especialista Salomón Jakubowicz, médico investigador en endocrinología y autor del libro "Ni una dieta más", asegura que el jugo de naranja,  tiene efectos negativos para la salud.

"Al extraer el jugo de la fruta se obtiene agua con azúcar, porque las vitaminas y la fibra permanecen en la fruta. Aún sin añadirle, un vaso de jugo natural tiene 10 cucharadas de azúcar, al igual que un refresco y ambos contienen fructosa”, dijo.

"Éste  es el peor de los azúcares, el que más engorda, sube los triglicéridos, ácido úrico y causa diabetes. La fructosa y el alcohol, que también es un azúcar natural, comparten el mismo camino por el hígado, aumentan la grasa del abdomen y causan hígado graso, señaló Jakubowicz.

Comer frutas es diferente a tomar jugo de frutas. La mayoría de los nutrientes de las frutas se encuentran en la piel, especialmente en la pera, manzana, naranja y uva.

Además para preparar un jugo se exprimen entre cuatro a seis naranjas, pero al comerlas con una o dos,  ya estamos satisfechos.

Después de tomar un jugo, el apetito aumenta. Los cambios producidos por el azúcar en el cerebro (dopamina, ghrelina y leptina) hacen que comer más sea irresistible.

Los jugos de frutas son simplemente bebidas azucaradas.  Por esta razón, el experto recomienda comer la fruta entera, no en jugo, de esta manera se obtendrán mejor sus nutrientes como son las vitaminas y fibra.

 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name